Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


Contenido Disponible

Días Online: días

Suscripción

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado porFeedBurner


Blog Educativo fundado por Docentes 2.0 ® el 7 de Junio de 2013

domingo, abril 10, 2016

LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA


Los problemas de conducta son una fuente de preocupación para las familias, institución educativa y para la sociedad en general. Esto surgen cuando los niños y adolescentes tienen que cumplir con ciertas normas y someterse a un cierto grado de disciplina que les crea no conseguir una satisfacción inmediata.

Algunas de las conductas de impedimento son, en determinados momentos, importantes para el desarrollo y la formación de la propia identidad y la adquisición de habilidades de autocontrol y desarrollo personal. No obstante, hay estudiantes en los que la frecuencia y la intensidad de sus emociones están claramente por encima de lo que podría considerarse normal para su edad o grupo de referencia.

La mayor parte de los problemas de conducta que muestran los estudiantes pueden explicarse como un desajuste dentro de su contexto familiar, educacional o social, pero si éste persiste en el tiempo, los estudiantes que lo presentan pueden ser señalados como problemáticos con la consiguiente etiqueta que, además, suele ir acompañada de otros problemas que dificultarán las posibilidades de adaptación y normalización de su desarrollo.

Los cambios sociales de valores y normas se producen actualmente a una velocidad vertiginosa. Están en aumento el individualismo y la consecución del bienestar inmediato y permanente mientras que el esfuerzo y el trabajo a largo plazo están claramente a la baja. Como consecuencia, suele aparecer una escasa resistencia a la frustración que puede desencadenar conductas de descontrol en el ámbito familiar, educacional y social. Esta situación es uno de los factores que está generando un incremento constante de estudiantes con problemas de conducta o emocionales que interfieren en su desarrollo educativo afectando de manera relevante al docente y a sus propios compañeros.

Por otra parte, la gravedad o intensidad de los problemas de conducta es amplia y va desde problemas cotidianos más o menos intensos o incómodos hasta los desórdenes del comportamiento recogidos en las clasificaciones internacionales. Gran parte de estos problemas se presenta ya desde la infancia y en muchos de ellos puede observarse la progresión de su gravedad. Por tanto, las pautas educativas y los momentos de intervención son un elemento importante en la prevención o desarrollo de dichos problemas. 

El abordaje de los estudiantes con desórdenes de la conducta o comportamiento perturbador es siempre complejo y en la mayoría de los casos constituye un reto. Las dificultades se presentan en muchos ámbitos: 

  1. Situaciones y problemas en general complicados, falta de cooperación de los propios estudiantes y de los adultos implicados o escaso apoyo institucional, entre otros. 
  2. Las intervenciones suelen ser largas y costosas ya que suponen un cambio en las actitudes y en los patrones de comportamiento. Además, los profesionales implicados no siempre tienen la preparación suficiente ni pueden dedicar el tiempo y la atención necesarios. 

Sin embargo, el tratamiento de esta problemática supone una oportunidad para el cambio y una mejora tanto para el estudiante como para los compañeros y adultos que conviven con él. Las intervenciones en los problemas de conducta requieren un trabajo coordinado y conjunto por parte de todos los agentes implicados en el desarrollo psicosocial del estudiante. 

En el nivel preventivo son necesarias actuaciones y programas dirigidos a los padres y al ámbito educacional que faciliten al estudiante un entorno sano y acogedor. Estos programas suelen ser efectivos, sobre todo los que se basan en datos prácticos, y están encaminados a mejorar el autocontrol, prevenir la violencia, promocionar estrategias adecuadas de resolución de conflictos, desarrollar un autoconcepto positivo, mejorar la competencia social y educacional e incrementar la tolerancia y el respeto a la diversidad.

En el contenido educacional, las actuaciones se encaminarán a incrementar las habilidades comunicativas del docente respecto a las relaciones con sus estudiantes, así como a aumentar el conocimiento y competencia en la identificación y el manejo de los problemas de conducta de manera eficaz. Al mismo tiempo será necesario desarrollar un trabajo específico con el grupo de compañeros que, inevitablemente, están implicados en el problema. 


0 Comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDOS!



La educación debe comenzar en la familia, continuar en la escuela y consolidarse a lo largo de la vida.

Congreso CIVTAC 2018


Calendario FIFA 2018


Periódico Educativo