Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


Contenido Disponible

Días Online: días

Suscripción

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado porFeedBurner


Blog Educativo fundado por Docentes 2.0 ® el 7 de Junio de 2013

martes, enero 09, 2018

¿CUÁNTO TIEMPO DEBE USTED ESTUDIAR PARA APROBAR UN EXAMEN? | DOCENTES 2.0


En la actualidad, algunos expertos afirman que, en promedio un estudiante debería dedicar entre 4 y 6 horas de estudio diarias, otros, sin embargo, reflexionan que no importa el tiempo dedicado sino la calidad. Al comenzar el año escolar, muchos educandos encuentran que aquel método que tanto les sirvió en una oportunidad ya no les sirve: sentarse a estudiar únicamente cuando se aproxima un examen o cuando el docente envía una asignación en particular.

Frente a esta nueva realidad, en este mundo globalizado algunos educandos se enfrentan al desafío de no saber cuánto tiempo dedicarle a la lectura de los temas planteados en el aula de clases. De acuerdo con algunos autores, los estudiantes deberían en un día de semana, pasar entre dos y cuatro horas en clase, dos a tres horas dedicadas a actividades sociales, dos horas para comer, dos horas haciendo asignaciones, lo que dejaría entre cuatro a cinco horas para el estudio. Por otra parte, expertos recomiendan que los estudiantes elaboren un calendario semanal de estudio adaptado a la dificultad de la asignatura.

No obstante, para mejorar la concentración es necesario limitarnos el tiempo de estudio, es decir, limitar por intervalos de tiempo qué es lo que se debe estudiar, para no trabajar sin descansar. Un ejemplo muy frecuente, es marcarse intervalos de tiempo de 45 minutos seguidos, descansar 10 minutos y hacer otro intervalo, pero si con 45 minutos me cuesta, reducir el tiempo a 30 minutos o incluso a 15 minutos. Sin embargo, si usted elige por organizar el estudio en jornadas cortas, podrá adquirir nuevos conocimientos par toda la vida. El secreto está en no saturarte con jornadas extensas, sino que dividir el estudio con descansos y repasando siempre antes de empezar un tema nuevo.

En síntesis, en cierto modo hemos confundido el acto de aprender con el de aprobar exámenes. Y esto, además de provocar exclusión, es una manera muy limitada de abordar la complejidad de la educación y el aprendizaje. No es lo mismo evaluar que examinar, ni evaluar que calificar. Aprender no es aprobar exámenes. Cómo estudia un estudiante depende de cómo pregunta el docente, depende en última instancia de la evaluación esperada. 

Las evaluaciones y exámenes condicionan no sólo qué estudia el educando sino, sobre todo, cómo lo estudia. Aprender con el fin de aprobar un examen es muy diferente de aprender por aprender. Es por ello, que la evaluación influye claramente en lo que aprendemos y en cómo lo aprendemos, y esto puede limitar o promover el aprendizaje significativo. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDOS!



La educación debe comenzar en la familia, continuar en la escuela y consolidarse a lo largo de la vida.

Congreso CIVTAC 2018


Calendario FIFA 2018


Periódico Educativo