Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


Contenido Disponible

Días Online: días

Suscripción

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado porFeedBurner


Blog Educativo fundado por Docentes 2.0 ® el 7 de Junio de 2013

martes, mayo 07, 2019

LA DISLEXIA Y LA DISCALCULIA | DOCENTES 2.0


Muchos pensadores, inventores y revolucionarios exitosos tienen dislexia. Desde Thomas Edison, Henry Ford y Richard Branson. Sin olvidar, Albert Einstein y Steve Jobs. Las siete maravillas hechas por el "hombre" han sido diseñadas por arquitectos disléxicos. En el Massachusetts Institute of Technology (MIT) lo llaman, la "enfermedad del MIT", por lo que muchos investigadores la tienen. 

La dislexia, y su primo menos conocido, discalculia, se definen como dificultades de aprendizaje basadas en el cerebro relacionadas con la lectura o con la dificultad de aprender o comprender la aritmética. Según la Fundación de Dislexia, alrededor del 5-10% de la población tiene dislexia, y alrededor del 6% tiene discalculia, que es una dificultad de aprendizaje que obstaculiza darle sentido a los números y a los conceptos matemáticos.

El 50% de todos los empleados de la NASA se autoidentifican como disléxicos; de hecho, la NASA busca activamente estudiantes disléxicos debido a sus habilidades excepcionales en el pensamiento espacial 3D. El 40% de los millonarios de fabricación propia son disléxicos. Perceptiblemente, la lucha con un sistema de educación formal que requiere mucha lectura y escritura crea cierto grado de velocidad y perseverancia en algunos estudiantes. Características que, sin duda, les permiten responder a los desafíos de la vida posterior con cierto grado de resiliencia emocional. 

La dislexia hace que los bastones (axones) en el sistema neurológico estén más separados que el promedio; las personas con autismo, por ejemplo, tienen axones que están muy cerca entre sí. Cuanto más corta es la distancia entre los axones, más rápido y detallado es el proceso de pensamiento. La distancia más larga entre los axones significa que las personas con dislexia pueden tardar hasta cinco veces más en traducir lo que ven, en palabras. Por otro lado, son más capaces de ver situaciones o escenas, y notar y construir patrones de significado; son muy buenos para aprender observando y practicando. 

Los disléxicos resultan ser muy buenos en las tareas de comunicación oral, delegación, creatividad y conciencia espacial. Son excepcionales en el espíritu empresarial y las ventas, capaces de pintar verbalmente imágenes convincentes de lo que imaginan. En consecuencia, también son buenos para administrar compañías y motivar al personal; son capaces de "ver" las consecuencias futuras, los patrones de éxito y visualizar rápidamente las jerarquías de gestión complejas. 

También son brillantes pensadores laterales: tal vez afinados por la difícil tarea de comprender los hechos en un aula basada en libros, tienen capacidades excepcionales de trabajo en red, buscando nuevas formas de entender los problemas. En consecuencia, las personas con dislexia son particularmente propensas a tener éxito en la ingeniería, el espíritu empresarial, las artes y la arquitectura. 

En síntesis, cada vez más educadores y pedagogos estudian la dislexia y enseñan a los estudiantes con dislexia de manera diferente. El pensamiento es: si los disléxicos están demostrando ser una de las personas más extraordinarias y valiosas de la sociedad, ¿es imperativo asegurar que reciban una buena educación? 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDOS!



La educación debe comenzar en la familia, continuar en la escuela y consolidarse a lo largo de la vida.

II CIVTAC 2019


Test:Estilos de Aprendizaje


Periódico Educativo