LA PSICOLOGÍA EDUCATIVA Y EL APRENDER A APRENDER.

La psicología educativa se refiere al desarrollo de las habilidades de pensamiento (aprender a pensar) y de la estimulación de las habilidades para aprender (aprender a aprender) de los estudiantes.

Una de las prioridades en los sistemas educativos, es promover este tipo de habilidades en los estudiantes, ya que, en la actualidad, los conocimientos se copian a una velocidad acelerada y es casi imposible estar al día en cualquier tópico. Más que pensar en aprendizaje de contenidos en sí mismos, se plantea que la institución educativa debe promover habilidades cognitivas en sus estudiantes, que les permitan un aprendizaje autónomo, permanente y que puedan utilizarlo en situaciones y problemas más generales y significativos, no sólo en el ámbito escolar.
«Aprender a aprender» es una expresión que hace referencia a la utilización de estrategias cognitivas para alcanzar los aprendizajes deseados. Las estrategias cognitivas o estrategias de aprendizaje son definidas como el «conjunto de procedimientos o procesos mentales empleados por una persona en una situación particular de aprendizaje, para facilitar la adquisición de conocimientos» (Mayor, Suengas y González). El propósito de desarrollar este tipo de estrategias es que los estudiantes sean capaces de regular sus propios procesos de aprendizaje, es decir, que lleguen a ser autónomos en la construcción y desarrollo de su conocimiento.
Loa autores antes señalados han adaptado un esquema sobre las estrategias de aprendizaje más comunes en los contextos escolares, estos autores reconocen los aspectos cognitivos, motivacionales y metacognitivos, como las categorías más amplias en las que pueden clasificarse las estrategias para «aprender a aprender».
Estrategias cognitivas: Se refieren al conjunto de acciones que el sujeto puede realizar para alcanzar de manera más efectiva los aprendizajes escolares. Por ello se convierten en instrumentos que permiten optimizar la manera en que se hace frente a la información y a su procesamiento: codificación, organización, recuperación (recuerdo) y utilización. Mayor, Suegas y González dividen las estrategias cognitivas en:
  1. Estrategias cognitivas de adquisición: Que son los procesos y acciones que el estudiante puede utilizar de manera Intencional para optimizar la adquisición de los aprendizajes escolares. El desarrollo de estas estrategias se centra en un manejo eficaz de la información, lo cual involucra procesos de atención, codificación y reestructuración. 
  2. Estrategias cognitivas de uso: Una vez que se ha adquirido un conocimiento específico es importante estimular su aplicación, lo que hace más significativo el aprendizaje. Un primer nivel de uso, según los autores citados, es el manejo de lo aprendido, por lo cual es importante proporcionar a los estudiantes estrategias para mantener estos aprendizajes y para tenerlos a disposición cuando sean necesarios. El uso del conocimiento también puede potenciarse por medio de estrategias de generalización de lo aprendido a situaciones diversas y a través de estrategias de aplicación a diferentes contextos, tanto escolares, como extraescolares.
  3. Estrategias motivacionales: En este tipo de estrategias se reconoce la influencia del aspecto motivacional en el desarrollo de las aprendizajes escolares. Estas estrategias están orientadas a estimular en los estudiantes acciones intencionadas de, refuerzo o retroalimentación, para apoyar los propios procesos de aprendizaje. 
  4. Refuerzo emocional: Este tipo de estrategias tiene como finalidad brindar pautas para la reducción de la ansiedad y para el manejo del estado de ánimo en los estudiantes.
  5. Refuerzo motivacional: el desarrollo de los aprendizajes tiene mucha relación con la representación que tienen de sí mismos los estudiantes, así como las actitudes y expectativas hacia lo escolar. En este sentido, un auto concepto positivo, la disposición y motivación de logro académicos, así como una manera de pensar realista acerca de las propias competencias y las de los demás, se asocian de manera positiva con el logro en el aprendizaje. El desarrollo de estos aspectos puede propiciarse al interior de las aulas, por medio de estrategias pautadas por el docente con el fin de que los educandos las experimenten e interioricen.
  6. Estrategias metacognitivas: Se refieren a la toma de conciencia de los propios procesos cognitivos que se ponen juego en el proceso de aprendizaje y a la manera en que pueden ser aplicados situaciones concretas. 
  7. Estrategias metacognitivas de reflexión: Son aquellas orientadas a la toma de conciencia y al control de los diferentes componentes de la cognición: la representación, los procesos cognitivos y las funciones del conocimiento. En la medida que estas estrategias sean efectivas, pueden beneficiar de manera muy importante la posibilidad de dirigir el propio aprendizaje.
  8. Estrategias metacognitivas para el desarrollo integral del proceso de aprendizaje: Este tipo de estrategias son muy generales y pueden ser aplicadas en diversas situaciones. Destacan las que están orientadas a estimular la planeación, mediante el establecimiento de objetivos y la planeación de su realización; el seguimiento de las acciones planeadas mediante su revisión continua; y la evaluación de los productos parciales y finales. Este tipo de estrategias tienen estrecha relación con la solución de problemas y con el desarrollo de una actividad investigadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.