¿CÓMO LOGRAR LA COMBINACIÓN DE LA TECNOLOGÍA Y EL AULA? | DOCENTES 2.0

La sociedad actual, demanda que las profesiones deben poseer competencias específicas para el desarrollo significativo de las actividades. Una de ellas, corresponde al manejo de la Tecnología. En el ámbito educativo, de acuerdo con el autor Makrakis, (2005), “la tecnología exige que los docentes desempeñen nuevas funciones y también, requieren nuevas pedagogías y nuevos planteamientos en la formación docente” (p.7).

Pero, para alcanzar la combinación de la tecnología y el aula dependerá de las competencias de los docentes. Por consiguiente, de acuerdo con los estándares UNESCO de Competencias en TIC para Docentes (2008) señala tres enfoques específicos para la mejora educativa, los cuales son: política educativa, plan de estudios y evaluación. De los tres, el de la utilización de las TIC es el que experimenta grandes cambios en las políticas educativas.

Por lo tanto, los cambios relacionados con la ampliación del conocimiento tienen más impacto en el aprendizaje, porque aumenta los conocimientos del educando, agrega valor a la sociedad y facilita la resolución de problemas. Una formación sistematizada de los docentes provee competencias para el manejo de la tecnología y métodos que permiten la profundización de los conocimientos y ambientes colaborativos lo cual permite ir del ámbito local al global.

El objetivo de las políticas educativas reside en desarrollar la colaboración cívica, creatividad y productividad económica mediante la capacitación de los estudiantes, ciudadanos y profesional docente. Los efectos de este enfoque se proyectan en los planes de estudios y en algunas unidades del sistema educativo, ya que estas políticas plantean integra las competencias indispensables para el siglo XX, como son: colaboración, comunicación, creación, innovación y pensamiento crítico.

En síntesis, las instituciones de educación superior deben proporcionar programas de formación de docentes que fomenten las competencias significativas para la sociedad del siglo XXI, entre ellas el uso generalizado de la tecnología para apoyar a los estudiantes para que puedan crear conocimiento. En este contexto, son los docentes quienes modelan el proceso de aprendizaje y sirven de guía al educando.