EL HOMBRE NECESITA EDUCACION INTEGRAL

El tutor virtual se convierte en la actualidad en un nuevo docente con mayor versatilidad, el cual posee características distintivas con respecto al docente presencial, es más queda entre dicho el término por el cual se hace referencia al mismo (tutor, facilitador, orientador, entre otros), ya que los roles asumidos por éste varían de acuerdo a sus funciones. En este sentido, el tutor virtual debe emplear herramientas tecnológicas de vanguardia y estrategias comunicacionales efectivas, ya que al asumir el rol de facilitador posee la responsabilidad de motivar y orientar a los aprendices sin poseer un contacto directo con ellos. Es por esto, que al asumir el rol de orientador y guía, debe mostrarse ante los participantes como esa persona que los orientará y guiará en la construcción del aprendizaje, facilitando de este modo su trayecto.

De igual modo, asume el rol de administrador de las herramientas tecnológicas, al suministrar a los estudiantes los recursos tecnológicos que le facilitaran de manera adecuada a los requerimientos del aprendizaje, generando de esta forma un entorno tecnológico amigable que minimice la resistencia al cambio y a lo novedoso.
Otro rol, no mas ni menos relevantes que los anteriores, es el de promotor o generador de contenidos de aprendizaje mediante el uso de contenidos elaborados por otros autores o propios, ya que al igual de que el uso de las herramientas tecnológicas, estos patrocinaran la construcción de aprendizaje y deberán mantener activo, motivado y disciplinado al estudiante.
Finalmente, el rol de catalizador entre el estudiante, los contenidos, la tecnología y demás los compañeros (siendo el mismo un compañero), viene a convertirse en una función fundamental para el alcance de los objetivos propuestos, así como a superar los mismos con el valor agregado producto de la sinergia lograda tras la experiencia de aprendizaje en aula virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.