El profesorado para desarrollarse profesionalmente, debe luchar permanentemente contra la parálisis que produce el situarse en exclusiva a uno de los dos lados (el de la teoría en el caso de los investigadores, y el de la práctica, en el caso de los maestros de Educación Infantil, Primaria y Secundaria). Para promover las relaciones teoría-práctica el profesorado debe transformar el estatus que tratando de establecer puentes permanentemente entre conocimiento y acción. El caso analizado nos demuestra que es posible. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.