LAS ESTRATEGIAS EDUCATIVAS.

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en los ambientes educativos no es una nueva tendencia, pero aún no están suficientemente claras las formas para interactuar en estos ambientes, que estimulen a los docentes y estudiantes a sacar el máximo provecho de las potencialidades de éstas. Sin embargo, la mayor parte de las instituciones educativas han promovido que el uso de las TIC en educación, represente una transformación de los paradigmas tradicionales de educación. Esto responde a las nuevas competencias que desarrollan y necesitan fortalecer los estudiantes, así como las exigencias de mercado laboral y social del mundo.

Esta innovación ha sido marcada por el aprendizaje activo y colaborativo, resultado de las diferentes vías de comunicación e interacción que ofrecen las telecomunicaciones. Muchos docentes ven en las TIC un medio que les puede facilitar su labor, otros consideran que por ser algo con lo que los jóvenes interactúan diariamente, el proceso de enseñanza y aprendizaje mejorará; sin embargo, conforme van implementando cursos en los que las añaden, se van dando cuenta que las TIC no son un medio de transmisión de conocimientos, sino que pueden convertirse en herramientas valiosas, que promueven ambientes de aprendizaje colaborativos, donde el docente deja de ser el centro del proceso para convertirse en un mediador de los temas que se traten en un curso.

Efectivamente, ser un intermediario en entornos virtuales, no significa cambiar el espacio de un aula tradicional a un aula virtual, cambiar los libros por documentos electrónicos, las discusiones en clase por foros virtuales o las horas de atención a estudiantes por encuentros en chat o foros de conversación. Significa encontrar nuevas estrategias que nos permitan mantener activos a los estudiantes aun cuando éstos se encuentren en distintas partes del mundo, originando la construcción de conocimientos y la colaboración.

Podemos definir la didáctica como la técnica que se emplea para manejar, de la manera más eficiente y sistemática, el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los componentes que interactúan en el acto didáctico son: 
  1. El docente o profesor. 
  2. El discente o estudiante. 
  3. El contenido o materia. 
  4. El contexto del aprendizaje.
  5. Las estrategias metodologías o didácticas. 
Las estrategias didácticas observan las estrategias de aprendizaje y las estrategias de enseñanza. Por esto, es importante definir cada una:
  1. Las estrategias de aprendizaje consisten en un procedimiento o conjunto de pasos o habilidades que un estudiante adquiere y emplea de forma intencional como instrumento flexible para aprender significativamente y solucionar problemas y demandas académicas. 
  2. Las estrategias de enseñanza son todas aquellas ayudas planteadas por el docente, que se proporcionan al estudiante para facilitar un procesamiento más profundo de la información.
Clasificación de estrategias: 
  1. Estrategias centradas en la individualización de la enseñanza. 
  2. Estrategias para la enseñanza en grupo, centradas en la presentación de información y la colaboración.
  3. Estrategias centradas en el trabajo colaborativo. 
Para lograr un impacto importante en la educación con el uso de TIC es necesario que el docente asuma un nuevo rol en la plataforma virtual y pase a ser un facilitador del aprendizaje, lo que plantea retos importantes que, quizás, se han ido pasando por alto.
Ejemplos de retos en estos ambientes pueden ser: 
  1. Los aspectos afectivos.
  2. La mediación pedagógica.
  3. La socialización en el nuevo ambiente de aprendizaje.
  4. La promoción del trabajo en equipo.
Entre otros ambientes, que se pueden lograr por medio de los ideas antes mencionados y una apertura del docente a aprender del nuevo entorno, donde muchas veces sus estudiantes serán los expertos. Enfrentar con profesionalismo estos retos es lo que podemos llamar el legítimo compromiso de cada docente con la educación actual.
Mantener o mejorar la calidad de la educación en entornos virtuales es un aspecto que no podemos descuidar, consecuentemente, no se puede pretender únicamente trasladar a la plataforma virtual los materiales y actividades que se utilizaban en el aula presencial, sino que se debe desarrollar apoyos de multimedia que integren audio, imagen, texto y, si es posible, que sean interactivas, así como actividades que promuevan el aprendizaje colaborativo mediante herramientas lúdicas, trabajos cuya finalidad sea el desarrollo del pensamiento crítico y el debate, debido a que es necesario atraer al estudiante a este entorno, darle las herramientas y guías necesarias para que desarrolle las actividades y alcance exitosamente las metas propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *