CÓMO SE APRENDE? .

La causa de la evolución natural del hombre en su condición integral: cognoscitiva y física. Ha sido internalizando a través de los tiempos con los planteamientos teóricos de un gran número de filósofos, pedagogos y otros pensadores que nos han delegado un caudal de conocimientos sobre el proceso enseñanza-aprendizaje, enmarcados en las siguientes variables: a quién, mediante qué, qué cosas, para qué, en qué medios, todas estas interrogantes fundamentales en la formulación de un marco teórico-práctico que apoye eficazmente a desarrollar la diversidad de destrezas cognitivas y cinéticos que necesita el individuo, en su ambición de conseguir la formación: siempre buscada libertad.

Personajes históricos han desarrollado diversidad de marcos teóricos de cómo se aprende, sin embargo en sus perspectivas generales y sustantivas ellos frecuentan en que el hombre aprende haciendo composición de conceptos que originan en su descripción cognitiva la teoría o enfoque constructivista de la enseñanza, fundando su máxima expresión en el proceso de descubrir, organizar, reconstruir y construir, etcétera.

Sosteniendo el hecho de que el hombre es capaz de construir conceptos al igual que cosas. Pero, no sólo está preparado de construir sus propios esquemas cognoscitivos sino que no puede privarse de dicha realidad, frente a la posibilidad de desvanecerse. El hombre tiene que buscar sus propias respuestas a sus particulares problemas. Lo único que podría limitar dicha posibilidad es la obediencia a una total inmovilidad, lo que no es real teniendo presente que el cuerpo humano nunca deja de funcionar mientras tenga vida. Esto se debe, porque para poder sobrevivir hay necesariamente que construir y para construir hay que estar activo. Sobre todo, cuando el enfoque constructivista enfatiza que la manera de obtener conocimientos es mediante la exploración y la manipulación activa de objetos e ideas, tanto abstractas como concretas, el binomio natural del mundo social y físico donde somos protagonistas activo. Que es un pensamiento que se fundamenta en los contenidos cognitivos generales que hemos aprendido en la psicología, la sociología y la filosofía. 
Conozcamos a continuación algunos supuestos básicos:
  1. El constructivismo es una postura psicológica y filosófica que argumenta que los individuos forman o construyen gran parte de lo que aprenden y comprenden.
  2. Las personas son participantes activos y deben construir el conocimiento.
  3. El constructivismo esboza que nuestro mundo es uno humano, producto de la interacción humana con los estímulos naturales y sociales que hemos alcanzado a procesar desde nuestras operaciones mentales.
  4. El conocimiento no es una copia de la realidad, sino una construcción del hombre, construcción que se realiza con los esquemas de conocimientos previos, es decir, con lo que ya construyó en relación con su entorno social. 
Esta construcción se realiza todos los días y en casi todos los contextos de la misma, sobre todo está estrechada a los siguientes factores: la presentación inicial que se tiene de la nueva información y la actividad externa que se desarrolla al respecto.
Sobre este particular, el autor Driver afirmó que en el método pedagógico de corte constructivista es el estudiante el que asume el papel esencialmente activo para aprender. Nos dice además, que este enfoque metodológico está basado en las siguientes características:
  1. La importancia de los conocimientos previos, de las creencias y de las motivaciones de los estudiantes.
  2. La relación entre los conocimientos para la construcción de mapas conceptuales y la ordenación semántica de los contenidos de memoria.
  3. Capacidad de construir significados a base de reestructurar los conocimientos que se adquieren de acuerdo con las concepciones básicas previas del aprendiz.
  4. Los estudiantes auto-aprenden dirigiendo sus capacidades a ciertos contenidos y construyendo ellos mismos el significado de esos contenidos que han de procesar.
El modelo constructivista está en definitiva centrado en el aprendiz, en sus experiencias previas, de las que hace nuevas construcciones cognitivas, y supone que la construcción se produce:
  1. Cuando el estudiante interactúa con el objeto del conocimiento.
  2. Cuando esto lo realiza en la interacción con otros.
  3. Cuando es significativo para el sujeto.
Igualmente, es necesario aludir que en la metodología constructivista se considera que en las personas el aprendizaje es siempre una construcción interior y subjetiva. Y lo que la persona logra alcanzar o ser es esencialmente el resultado de su capacidad particular para adquirir conocimientos que le permiten anticipar, explicar y controlar a su conveniencia la realidad circundante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.