Es importante, diferenciar algunos conceptos fundamentales en la educación, tales como evaluación y la calificación. El significado de evaluación es el más amplio de los tres, sin embargo, no se asemeja con ellos. Se puede decir, que la evaluación de acuerdo con autor Popham, “es una actividad inherente a toda actividad humana intencional, por lo que debe ser sistemática, y que su objetivo es determinar el valor de algo”. 

La palabra calificación se refiere exclusivamente a la valoración de la conducta de los estudiantes. Calificar, por ende, es una actividad más restringida que evaluar. La calificación será la expresión cualitativa o cuantitativa del juicio de valor que exponemos sobre la actividad y logros del estudiante. En este juicio de valor se suele querer expresar el grado de suficiencia o insuficiencia, conocimientos, destrezas y habilidades del estudiante, como resultado de algún tipo de prueba, actividad, examen o proceso. 
Se evalúa continuamente para tomar decisiones. No es suficiente con almacenar información sobre los resultados del proceso educativo y emitir únicamente un tipo de calificación, si no se toma alguna decisión, no existe una auténtica evaluación. Asimismo, el autor García Ramos, la define como “una actividad o proceso sistemático de identificación, recogida o tratamiento de datos sobre elementos o hechos educativos, con el objetivo de valorarlos primero y, sobre dicha valoración, tomar”.
La evaluación, se caracteriza como: Un proceso que envuelve la información almacenada con una posterior interpretación en función del contraste con determinadas instancias de referencia o patrones de deseabilidad, para hacer posible la emisión de un juicio de valor que permita orientar la acción o la toma de decisiones. En definitiva, se deben diferenciar los conceptos de investigación y evaluación, porque ambos procesos tienen muchos elementos comunes, aunque se diferencian en sus fines:
  1. La evaluación es un proceso que busca información para la valoración y la toma de decisiones inmediata. Se centra en un fenómeno particular. No pretende generalizar a otras situaciones.
  2. La investigación es un procedimiento que busca conocimiento generalizable, conclusiones, no tiene necesariamente una aplicación inmediata.
El objetivo de la evaluación, citado en forma breve, es exponer un juicio acerca de los aprendizajes alcanzados por los estudiantes, para tomar decisiones, corrigiendo lo que está desmejorado o avanzando hacia la consecución de nuevos objetivos. Para que este juicio sea lo más objetivo posible, se debe apoyar en mediciones y en la confrontación con los objetivos y estándares propuestos. El juicio que es el resultado del proceso evaluativo necesita ser comunicado. La calificación asume ese rol comunicativo, a través de símbolos numéricos, escalas, conceptos o descripciones. 
Evidentemente, que es un medio imperfecto, porque no alcanza a expresar en su totalidad la riqueza que tiene la evaluación. Pero, es lo que se espera y se exige, con sus ventajas y desventajas. Posiblemente la confusión entre evaluación y calificación, que aún persiste en muchos docentes, padres de familia y directivos, haya hecho que esta última, en círculos académicos, se haya minimizado en su importancia. La calificación como juicio es una realidad en la vida escolar. Frente a la dimensión de los aprendizajes, los padres de familia quieren saber cómo están sus hijos, los estudiantes quieren conocer cómo van sus notas, los docentes jefes necesitan tener idea del progreso de su curso, el sistema educacional solicita información. Las respuestas a esas solicitudes son juicios expresados en calificaciones. 
La calificación escolar, o el concepto, que se asigna a un estudiante, es un elemento que está en el límite entre las prácticas evaluativas del profesor y las consecuencias sociales y psicológicas para el estudiante, su familia y la sociedad. Estimar de esta forma a la calificación da sentido a las exigencias de una evaluación realizada con seriedad, profesionalismo y de acuerdo a las declaraciones curriculares del respectivo centro educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *