De acuerdo con el autor Atkinson, la necesidad de rendimiento que tiene un estudiante depende de tres factores: la motivación para rendir (disposición a esforzarse, comprometerse para lograr una cierta satisfacción); la expectativa (anticipación cognoscitiva que permite al sujeto prever las consecuencias que seguirán a una serie de acciones) y el incentivo (el atractivo de una meta). Sin embargo, la verdadera disposición de un individuo es la resultante de dos tendencias opuestas, es decir, la de lograr el éxito y la de evitar el fracaso.

Para ver la infografía puedes entrar a la sección a través de este Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.