Resulta oportuno señalar, que la calidad de la educación depende, en gran medida, de la formación docente y de cómo dirige y orienta el proceso de enseñanza-aprendizaje. 

Hoy en día, es muy notorio el deterioro de la institución educativa en cuanto a la disminución de su capacidad para impulsar el trabajo productivo, creativo, de calidad y responsabilidad. Cuando se habla de la institución educativa, nos referimos a la educación en todos los ciclos, desde los más elementales hasta los más avanzados. Se ha podido apreciar, cómo a través de la historia educativa de los países, los diferentes gobiernos e instituciones y organizaciones han invertido en educación, que, si bien es cierto, han aportado elementos al mejoramiento de la calidad educativa, pero no han eliminado los problemas y la crisis educativa que sigue siendo notoria. 
Es necesario destacar, que dentro de los factores que evidencian la deficiente calidad educativa, se destaca la constante aplicación de métodos tradicionales y una didáctica que no está acorde con los avances de la tecnología y de las necesidades que en materia de formación se requieren en la actualidad. Es importante señalar que el docente, es quien juega un papel muy importante en el mejoramiento cualitativo, cuantitativo de la educación, y directamente lo aportará en la medida que contribuya a romper los paradigmas que han entorpecido, arraigado y estancado los procesos didácticos del desarrollo educativo.
Es importante, que el educador reflexione con compromiso sobre las siguientes preguntas: 
1. ¿Qué es Didáctica General? 
2. ¿Qué puede hacer el docente para romper con los paradigmas que han entorpecido la calidad del proceso educativo? 
En síntesis, la didáctica general, está destinada al estudio de todos los principios y técnicas válidas para la enseñanza de cualquier materia o disciplina. Estudia el problema de la enseñanza de modo general, sin las especificaciones que varían de una disciplina a otra. Procura ver la enseñanza como un todo, estudiándola en sus condiciones más generales, con el fin de iniciar procedimientos aplicables en todas las disciplinas y que den mayor eficiencia a lo que se enseña.
La didáctica está constituida por la metodología abordada mediante una serie de procedimientos, técnicas y demás recursos, por medio de los cuales se da el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por estas razones, los docentes pueden enseñar entre otros conocimientos: la originalidad, amplitud de criterio, claridad de visión, adaptabilidad, sensibilidad espontaneidad, entusiasmo, alegría, gracia, desinterés, entre otros; para poder afianzar la paciencia, integridad, y desde luego aprenderían a aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.