Cuando se comienza el retorno a las aulas de clases, el docente debe tener en cuenta el diseño de la planificación escolar que se ordena en tres momentos: inicio, desarrollo, cierre. Cada uno de estos momentos tiene un objetivo, la distinción entre uno u otro momento es para enfatizar su intencionalidad pedagógica y didáctica. 

Cuando se diseña un plan de estudio, se debe considerar que en cada momento debieran estar claras: las estrategias y los materiales que se utilizarán, los que serán acordes con la finalidad de cada momento y la estrategia elegida. 
1. MOMENTO DE INICIO: Es un momento especialmente propuesto a rescatar e identificar los aprendizajes y experiencias previas relacionadas con el tema, tópico o aprendizaje que se espera lograr en esa clase. Es necesario, igualmente, dar a conocer el sentido e importancia del aprendizaje propuesto, la relación con otros aprendizajes ya sea de la misma asignatura o de otras y, explicitar cómo se van a evaluar; es importante que desde el inicio del proceso los estudiantes tengan claridad cómo serán evaluados y cuáles son los contenidos y aprendizajes principales que incluirá la evaluación. Para introducir la clase existe una serie de recursos utilizables, como ejemplo: 
• Exposición breve del docente, destinado a posicionar el tema; plantear los objetivos, destacar puntos importantes, señalar el modo de trabajo y, de evaluar; 
• Reportaje realizado por los estudiantes, en la clase anterior el educador puede indicar a los estudiantes que recopilen información sobre el tema o aprendizaje; al inicio de la clase la pueden exponer y generar una discusión; 
• Lluvia de ideas con tarjetas, el docnete plantea algunas preguntas generadoras y los estudiantes anotan en las tarjetas sus respuestas y luego, las fundamentan; en conjunto se jerarquiza la información; 
• Philipp 66, se reúnen grupos de seis estudiantes y, discuten durante seis minutos sobre un tema o pregunta formulada por el profesor; un relator expone las conclusiones; se analiza y examina la información; 
• Role Playing, se forman grupos; cada integrante representa un rol relacionado con el tema propuesto por el profesor, luego se discute y comenta sobre el tema central; 
• Medios audiovisuales, breves imágenes en video, power point, transparencias, etc. que sirvan para visualizar el tema y/o motivar.
2. MOMENTO DE DESARROLLO: Es el momento más intenso de la clase, caracterizado por una fuerte interacción entre el profesor y los alumnos, de éstos entre sí y con los materiales de enseñanza y, encaminado a desarrollar y poner en práctica las habilidades cognitivas y específicas de la disciplina. Las actividades que se desarrollen en este momento deben dar oportunidad para que los estudiantes pongan en práctica, ensayen, elaboren, construyan y/ o se apropien del aprendizaje y contenidos de la clase.
A través de estas acciones se deberán crear situaciones que desafíen a los educandos a poner en juego sus habilidades cognitivas y sociales. Debe ser un momento de trabajo de los alumnos donde el docente guía, supervisa, ordena, aclara, asesora o acompaña, utilizando materiales y guías claras y autosuficientes; la o las asignaciones a realizar deben ser precisas. 
3. MOMENTO DE CIERRE: En general, los momentos de Inicio y de Desarrollo están bastante arraigados en la cultura académica. Sin embargo, el momento de cierre de la clase no está incorporado en la cultura y es un momento clave desde la perspectiva de asegurar y/o afianzar los aprendizajes. Puede ser éste un momento en que los estudiantes que estuvieron más comprometidos con la clase afiancen sus aprendizajes; los que quedaron con algún cabo suelto o alguna parte sin comprender, pueden completar y aclarar los puntos que estaban más oscuros; y, por último, quienes estuvieron más distraídos tienen la oportunidad de mirar en forma sintética o sinóptica los contenidos y aprendizajes centrales de la clase. 
En síntesis, de acuerdo con lo planteado anteriormente, el propósito principal de este momento es fijar los aprendizajes. Donde se puede aprovechar la instancia para completar las ideas o puntos centrales del trabajo realizado; revisar el conjunto del proceso y destacar las partes y aspectos importantes; establecer las bases de la continuidad de los aprendizajes y los pasos a seguir; reforzar aquellos aprendizajes que el docente considera claves; aclarar dudas y ampliar la información y, también para valorar, estimular e incentivar a los estudiantes destacando los aspectos positivos del trabajo realizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.