El 15 de enero, se celebra el día del Maestro, en mi amado país Venezuela, por ello quiero que a través de estas lineas llene mis mas sinceros deseos para todos ustedes.

La docencia puede ser ejercida por cualquier persona a quien la autoridad académica designe para dar clases a un grupo de estudiantes. Pero, ser maestro necesita mucho más que ese simple encargo contractual. Un maestro debe ser reflexivo ante el rol que cumple en la sociedad, y dentro de ello, percibir que la relación pedagógica tiene, al menos, dos dimensiones: la capacitación y la formación.
La capacitación, se refiere a la comprensión de conocimientos y al desarrollo de habilidades prácticas y capacidades de acción en el mundo, en desempeño de la importante función de socializar a las nuevas generaciones en el conocimiento acopiado por la sociedad humana para darle continuidad.
La formación, en cambio, percibe los procesos que contribuyen a la construcción de identidad, a modelar la cosmovisión y a re-crear los universos de significados y los dispositivos de asignación de sentido de las personas involucradas en los procesos formativos; y en una sociedad como la actual, en contribuir a la generación de nuevos sujetos sociales que tengan las capacidades para ser co-constructores de la nueva sociedad que ambicionamos.
Para poder actuar en estos dos dominios generando impactos positivos en el desarrollo de capacidades en el saber qué, el saber cómo y el querer hacer por parte de los estudiantes, el maestro requiere disponer de capacidades específicas que le permitan desempeñar su labor educadora de manera efectiva.
En síntesis, podemos reflexionar que ser Maestro, Docente, Profesor es ser un profesional de la educación, en toda la extensión de la palabra, es ser un trabajador intelectual y un servidor social cuya misión debe conducir a posicionarse comprometidamente con una educación para la vida y la dignidad humana, con la buena enseñanza, con aprendizajes significativos, con la lucha por la igualdad de oportunidades, por la equidad, por la inclusión, por la democratización y por la justicia social. Es decir, con la posibilidad de ser participe en la construcción de un mundo mejor por vía de la educación.
Docentes 2.0, les desea las más sinceras felicitaciones a todos los maestros del mundo, sigan sembrando sus semillas para poder construir un mejor mañana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.