EN EL PROCESO INICIAL DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

En el proceso inicial de enseñanza-aprendizaje de la lectura y escritura es la que contribuye a la inseguridad, frustración, deserción escolar, que actualmente sufren muchos estudiantes de los primeros grados. Asimismo, es la que ayudará a evitar en los educandos futuros problemas de aprendizaje y de conducta. De esta manera, un buen dominio de las habilidades de la lectura posibilita un adecuado aprendizaje en las diferentes áreas del currículo y abre las puertas a seguir aprendiendo. El apropiado manejo de las habilidades lectoras ayudará a descubrir el placer de la lectura. Aditivo a esto, la adquisición de las habilidades de la comunicación escrita sienta las bases para poder expresarse con espontaneidad y creatividad.

Garantizar estos aprendizajes en todos los educandos en las instituciones educativas se convierte en un compromiso sociopolítico y ético primordial. El intenso avance de la tecnología en el campo de la comunicación y de la información, llevó a argumentar, en algún momento, que la imagen y la palabra hablada reemplazarían ventajosamente a la lectura y la escritura; no obstante, la realidad demuestra que la habilidad lectora y la producción escrita cobran mayor vigencia en el mundo globalizado, donde el acceso a la información llega principalmente por escrito a través del Internet, un medio cada vez más generalizado.

LA LECTURA, entre otras cosas, es importante para: 
  1. Desarrollar la atención y concentración. 
  2. Desarrollar la capacidad de decodificación y comprensión de mensajes. 
  3. Poseer actitud dialógica para escuchar y aprender de los demás. 
  4. Permite al lector ampliar su panorama y desarrollar criterios para comprender e interpretar su propia realidad. 
  5. Ayudar a incorporar formas y procesos lingüísticos: ortografía, vocabulario, modelos de construcción y de composición, entre otros. 
LA REDACCIÓN favorece: 
  1. La organización y estructuración del pensamiento. 
  2. La actitud dialógica. 
  3. El sentido lógico. 
  4. La capacidad de argumentación. 
  5. Niveles de expresión más elaborados
En síntesis, todas estas habilidades en conjunto permiten que los estudiantes tengan mejores posibilidades de comunicación, convivencia positiva, adaptación, creación, resolución de problemas, autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.