¿QUÉ ES B-LEARNING? | DOCENTES 2.0

En la actualidad, los docentes se cuestionan sobre ¿Qué es b-Learning? la expresión en inglés, blended Learning hace referencia a la composición de la capacitación presencial con docentes en un aula, con la educación online como son los cursos en internet o medios digitales. El b-Learning es por lo tanto un sistema combinado de aprendizaje en el que se fusionan estos dos sistemas.

La idea que existe de este método de enseñanza, es separarse de la dicotomía entre el aula y el ordenador. Según el b-Learning, no se trata de competir por uno o por otro, sino de aprovechar las ventajas de cada una de estas modalidades. La clave está en la mezcla justa y en no dejar de lado ninguno de estos dos métodos de enseñanza. Además, b-Learning también es conocido como aprendizaje semipresencial, aprendizaje mixto, aprendizaje combinado o aprendizaje híbrido. La clave del éxito de los programas de b-Learning se encuentra precisamente en obtener lo mejor de los dos mundos.
Sin embargo, la capacitación presencial permite a los educadores estar en contacto directo con los estudiantes, facilita la interacción en el mundo físico entre los educandos y es una efectiva herramienta para transmitir conocimientos. Su utilización puede hacer más eficiente la organización de asignaciones, fomentar el trabajo en equipo y permitir una atención personalizada en función de las necesidades de cada estudiante.
Por otro lado, el aprendizaje online otorga a los estudiantes más flexibilidad para hacer los cursos en cualquier tiempo y lugar, facilita el envío de todo tipo de documentos (texto, vídeos, diapositivas, audios, infografía, entre otros; y permite almacenar una gran cantidad de información sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje llevado a cabo por cada estudiante. Esta metodología, además, puede aplicarse a muchos educandos a un bajo coste y permite actualizar los contenidos mucho más rápido.
La combinación de estos dos métodos de enseñanza ha justificado ser más eficiente que el aprendizaje presencial y aumentar la motivación e implicación de los estudiantes.
En síntesis, aunque la definición del b-Learning sea sencilla, en la práctica no existe una única forma de aplicar este método de aprendizaje. En función de las necesidades de docentes y estudiantes, así como del contenido de las materias, b-Learning puede variar en su utilización de los mundos online y offline. Mientras que en algunos casos predomina las clases presenciales, en otros se opta por un modelo de rotación o se apuesta de forma prioritaria por la enseñanza digital. Se puede concluir, que al combinar lo mejor del mundo online y offline se puede crear un sistema de aprendizaje que se adapte al estudiante, donde el proceso de enseñanza-aprendizaje sea más activo, flexible y eficiente.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *