Entendemos por Aprendizaje al proceso cognitivo y/o físico en el que una persona asimila información y, temporalmente o permanentemente, adquiere o mejora habilidades, conocimientos, comportamiento y/o actitudes. Además, se puede diferenciar los términos enseñar y aprender. Enseñar, es un conjunto de actividades centradas en los procesos mentales de la persona que enseña (docente, lector, instructor, tutor, formador), mientras que aprender, es un conjunto de actividades centradas en los procesos mentales de la persona que aprende (estudiante, formado). 

La psicopedagogía se inspira en 2 modelos filosóficos, son 2 formas de ver y entender la vida, son: el Objetivismo y el Constructivismo. El objetivismo cree en el hombre teledirigido y cree que aprender es formar en nosotros una copia de la realidad exterior, mientras que el constructivismo cree en el hombre autoconstruido y defiende que, el conocimiento es una construcción en el ser humano y no es una copia de la realidad. Bajo la filosofía objetivista crecen los modelos conductista y cognitivo, mientras que el constructivismo se desarrolla desde los presocráticos hasta nuestros días. 
La actividad docente podría basarse en los paradigmas psicológicos diferentes (conductismo, cognitivismo, humanismo, constructivismo), la realidad nos muestra que el conductismo es la práctica dominante entre los docentes de formación continua; praxis que viene imponiéndose con fuerza desde la época industrial desarrollista de los años 60’s. Es frecuente encontrar a docentes de formación continua que aplican el método magistral, el mismo método dominante que otros aplicaron sobre ellos en la universidad o en la escuela, sin preguntarse sobre su efectividad ni sobre las consecuencias que ello tiene sobre los estudiantes. 
No obstante, cada vez se demuestra más que el estudiante aprende aquello que le es significativo, aprende del intercambio con sus semejantes, construye su aprendizaje en situaciones que le son significativas (constructivismo). Nuevas aportaciones, como la teoría de los mapas mentales o la tabla Aprendizaje-implicación, aportan más luz sobre el aprendizaje por asociación y la importancia de las emociones y algunas herramientas online permiten la construcción de aprendizaje significativo vía eLearning, online, pero sin distancias.
En síntesis, podemos resaltar que los docentes deben tomar en consideración al momento de seleccionar un modelo de aprendizaje, lo siguiente: 
1. El individuo nace con un potencial para aprender. 
2. El aprendizaje es individual, personal. 
3. El estudiante es responsable de su propio proceso de aprendizaje. 
4. El aprendizaje no puede ser explicado por criterios únicos, el aprendizaje es un sistema múltiple y complejo. 
5. El conocimiento es personal, interno y propio del individuo; el conocimiento sólo existe en la mente de la persona. 
6. El conocimiento se construye por experiencias, por interacción entre lo interno al individuo (capacidad, motivación, emociones, conocimientos) y lo externo a él (materiales, vivencias, compañeros de curso) 
7. Un curso de formación puede narrarse como un viaje, una experiencia vital. 
8. El docente es responsable de conducir el grupo, los roles docente-estudiante tienden a intercambiarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.