✍ ENFOQUE DE EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN DIGITAL | DOCENTES 2.0

Las evaluaciones a gran escala, como todas las evaluaciones, están diseñadas para un propósito específico. Los que se utilizan hoy están diseñados para clasificar las instituciones educativas y estudiantes con el propósito de rendir cuentas. No obstante, las evaluaciones diseñadas para la clasificación generalmente no son buenos instrumentos para ayudar a los docentes a mejorar su instrucción o modificar su enfoque hacia los estudiantes.

Las evaluaciones más adecuadas para orientar las mejoras en el aprendizaje de los estudiantes son los cuestionarios, pruebas, asignaciones de redacción y otras evaluaciones que los docentes administran regularmente en sus aulas. Además, los resultados son inmediatos y fáciles de analizar a nivel de estudiante individual. Sin embargo, para utilizar mejoras en las evaluaciones en el aula, los educadores deben cambiar tanto su visión de las evaluaciones como su interpretación de los resultados. En otras palabras, necesitan ver sus evaluaciones como una parte integral del proceso de instrucción y para ayudar a los estudiantes a aprender. A pesar de la importancia de las evaluaciones en la educación hoy en día, sustenta el autor Stiggins, (1999) que la mayoría de los países se requieren competencias en evaluación para obtener la licencia como docente.

Durante años, se ha podido observar que los estudiantes han sufrido la experiencia de pasar horas preparándose para una evaluación importante, solo para descubrir que el material que habían estudiado era diferente de lo que el docente eligió para enfatizar en la evaluación. El autor Guskey (2000a) sustenta que la experiencia les enseña a los estudiantes dos lecciones. Primero, los estudiantes comprenden que el trabajo duro no todo el tiempo da frutos y segundo aprenden que no pueden confiar en lo facilitado por el docente. No obstante, esta experiencia es común porque muchos educadores todavía creen erróneamente que el éxito depende de qué tan bien puedan adivinar lo que preguntarán en cuestionarios, pruebas y otras evaluaciones.

Por lo general, las evaluaciones en el aula virtual sirven como fuentes significativas de información. Estas evaluaciones deben reflejar los conceptos y habilidades que el docente enfatizó en clase, junto con los criterios claros para calificar el desempeño de los estudiantes. Estos conceptos, habilidades y criterios se alinean con las actividades de instrucción, estándares estatales o del distrito.

En síntesis, en la educación digital el enfoque de evaluación «enseñar para la prueba» no es significativo. Por ello, es necesario que el docente se cuestione ¿Qué determina el contenido y métodos de enseñanza? Si la prueba es el determinante principal de lo que enseñan los docentes y cómo lo enseñan, entonces están «enseñando para la prueba». No obstante, si las metas de aprendizaje son la base de las experiencias de instrucción de los estudiantes, entonces las evaluaciones del aprendizaje de los estudiantes son extensiones de esas mismas metas. Por ende, si un concepto o habilidad es lo suficientemente importante para evaluar, entonces debería ser lo suficientemente importante para enseñar. Y si no es lo suficientemente importante para enseñar, entonces hay poca justificación para evaluarlo.