✍ CONTENIDOS PROCEDIMENTALES | DOCENTES 2.0

En el ámbito educativo, la expansión progresiva de la tecnología se ocupa en los procesos de innovación, cultural, estética y ética de la experiencia contemporánea. Esto implica un paradigma más allá de las raíces y conservación de las realidades. Por ello, en el proceso de la educación se admite registrar la existencia de contenidos conceptuales, declarativos y procedimentales.

Los contenidos procedimentales se pueden destinar para recolectar, entender, aplicar, jerarquizar y relacionar los datos aprendidos de manera más teórica en proceso de enseñanza-aprendizaje. Este tipo de contenido se contraponen a los declarativos que engloban datos, conceptos, teorías, hechos y a los actitudinales que integran los valores, actitudes, creencias, maneras de comportarse, entre otros. Dado que los procedimentales instauran el conglomerado de conocimientos relacionados con el saber hacer.

Conviene subrayar que son muchas habilidades mentales que forman parte del conocimiento procedimental. Acciones como leer, aplicar la lógica o resolver un problema matemático. Este tipo de conocimiento no pueden ser adquiridos estrictamente escuchando u observando a otra persona. Por el contrario, es necesario añadir un elemento de práctica que permita interiorizar los nuevos conocimientos.

Por ello, a continuación listaremos las fases de un aprendizaje apoyado por contenidos procedimentales:

  1. Incompetencia inconsciente: El estudiante desconoce por completo cómo funciona la habilidad que desea adquirir, y no es capaz de distinguir cuáles son sus puntos de mejora.
  2. Incompetencia consciente: Al momento que el estudiante observa, investiga o participa en un conversatorio, es capaz de entender qué tiene que mejorar para comprender y dominar el conocimiento.
  3. Competencia consciente: El estudiante es capaz de llevar a cabo las acciones, pero es probable que cometa errores.
  4. Competencia inconsciente: Los estudiantes interiorizan los conocimientos a través de la práctica.

En síntesis, los contenidos procedimentales no pueden ser asimilados por simple imitación o repetición. Debido a ello, un docente debe modificar sus estrategias a la hora de enseñarle para que así sus estudiantes dominen una estas habilidades. Por ende, las particularidades de un entorno educativo adecuado son muy distintas a las habituales. El educador debe retroalimentar, corregir los errores de manera oportuna para el estudiante pueda avanzar significativamente.