¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE ACTIVIDADES QUE REFUERZAN EL RECUERDO? | DOCENTES 2.0

Actualmente, existen investigaciones que sustentan que el tipo de asignación puede reforzar el recuerdo. Además, puede influir sustancialmente en los efectos del aprendizaje mediante la práctica de recuperación. En otras palabras, los docentes deben ser muy selectivos al utilizar estrategias de práctica de recuperación en las aulas de clases.

Para el hombre, es importante cómo recordar. Tal como lo señala el autor Endres (2020) existen diferencias entre las asignaciones en la práctica de recuperación. Asimismo, los efectos indirectos de las tareas de respuesta corta mejoraron la calibración metacognitiva con «tareas de recuperación libre que aumentan la autoeficacia». Por ello, los efectos de la práctica de recuperación dependen del tipo de actividad de recuperación.

La práctica de recuperación es muy utilizada en los diferentes contextos educativos. No obstante, las investigaciones sugieren que “el uso de diferentes tipos de tareas de recuperación hace poca diferencia” (Rowland, 2014). En 2009, Carpenter investigó los beneficios de la recuperación elaborativa. Y observó, que el efecto de la prueba, en lugar de volver a estudiar, aumenta la retención ya que:

  1. El recuerdo de la memoria se remonta a ese conocimiento específico.
  2. Activar la memoria fortalece las conexiones entre conceptos.
  3. Estas conexiones conducen a una mejor recuperación / rastreo de memoria.
  4. El esfuerzo mental invertido en recordar propaga la activación a otros conocimientos

De este modo, se refuerzan este conocimiento conectado y sus conocimientos específicos asociados. Los investigadores discuten actualmente, si los diferentes resultados del aprendizaje, en particular la práctica de recuperación e influencia en otros factores relevantes para el aprendizaje futuro. Especialmente la autorregulación, comportamiento y deberes del estudiante.

Partiendo del contexto, se hace necesario que cuando los docentes deciden utilizar un tipo de actividad de práctica de recuperación, también deben tener en cuenta la naturaleza de los contenidos de aprendizaje. Los conocimientos previos y la etapa en la impartición del currículo.

En síntesis, aunque la profesión docente acepte en gran medida que la práctica de recuperación es la estrategia número uno que todos los educadores deben utilizar, esta no señala qué tipo de actividades funcionan mejor para cada aula. Por ende, los efectos de la práctica de recuperación dependen del tipo de actividad de recuerdo: las tareas de respuesta corta nos ayudan a recordar, la información específica y fomentar la metacognición. No obstante, las actividades de memoria libre cubren un espectro más amplio y fomentan la motivación en los estudiantes.