✍ESTRATEGIAS PARA INTEGRAR LA INSTRUCCIÓN Y LAS ACTIVIDADES SOCIOEMOCIONAL | DOCENTES 2.0

A un poco más de dos años de pandemia, los estudiantes y docentes más que nunca necesitan habilidades socioemocionales para tener éxito en el aula, hogar y el resto de sus vidas. Las habilidades socioemocionales son las ayudan a las personas a desarrollar confianza, comprensión de sus propias fortalezas y debilidades, como, además, la colaboración con otros. Sin duda, estas son habilidades críticas para todos los estudiantes en la educación digital. En el transcurso del tiempo, se ha podido observar que el aprendizaje social y emocional se ha quedado en un segundo plano frente a otras destrezas importantes como la lectura, escritura, matemáticas y las ciencias. Si bien estas competencias son ciertamente importantes, se puede reflexión que es aún más importante que las personas refuercen su inteligencia emocional a través de actividades de aprendizaje socioemocional. En pocas palabras, si los estudiantes están sanos mental y emocionalmente, están mejor equipados para enfrentar los desafíos que trae la vida.

Ciertamente, con tanto trabajo u ocupación que ha acarreado la pandemia los docentes y padres no poseen el tiempo suficiente para enseñar, discutir y practicar estas habilidades. No obstante, existen diferentes maneras de integrar el aprendizaje socioemocional en las actividades diarias del aula de clases. A continuación, listaremos algunas estrategias para integrar la instrucción y actividades socioemocional en el día:

  1. Comienza el día con saludos virtuales: Los saludos siempre son una forma saludable de comenzar la mañana con los estudiantes.
  2. Desarrolla una práctica matutina consciente: El comienzo de la mañana puede significar todo. Tómese 5 minutos y comience una práctica consciente para ayudar a los estudiantes a desarrollar una sensación de calma. Puedes hacer esto con diferentes actividades, como la respiración consciente, práctica de la gratitud y el uso de afirmaciones positivas.
  3. Use salas de descanso para la formación de equipos: Los estudiantes necesitan práctica para trabajar juntos. Esto desarrolla una serie de habilidades socioemocionales, como habilidades de conversación, resolución de conflictos, resolución de problemas, perseverancia y trabajo en equipo, solo por nombrar algunas.
  4. Comience con la reunión de la mañana: La reunión de la mañana es un momento semiestructurado cada día que brinda a los estudiantes la oportunidad de hablar, compartir y aprender nuevas habilidades. Está destinado a ser bastante corto pero significativo.
  5. Use iniciadores de discusión: Pregúnteles a los estudiantes qué palabras los describen mejor, qué metas tienen para el futuro y para describir a alguien importante en sus vidas.
  6. Organice un espectáculo semanal: Permita que los estudiantes compartan algo que hayan realizado, una nueva actividad que hayan probado, algo que hayan aprendido o cualquier otra cosa que los motive.
  7. Use la escritura de un diario: Escribir un diario es una manera saludable de integrar las habilidades sociales y emocionales en el aula académica. Comience con un tema que sus estudiantes necesiten, como aprender sobre los sentimientos o tomar decisiones positivas.
  8. Programe revisiones semanales: Programe breves controles semanales con los estudiantes para preguntarles cómo están, si les va bien y en qué necesitan ayuda.

En síntesis, el aprendizaje socioemocional (SEL) de acuerdo con Anderson-Bullock (2014) es el proceso de desarrollar la autoconciencia, autocontrol y habilidades interpersonales que son vitales para el éxito en la institución educativa, trabajo y vida. Las personas con fuertes habilidades socioemocionales son más capaces de hacer frente a los desafíos cotidianos y se benefician académica, profesional y socialmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.