✍ ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE REMOTO | DOCENTES 2.0

Mantener a los estudiantes enfocados y entusiasmados con el aprendizaje puede requerir de infinitas estrategias de gestión del aula, incluso cuando se está impartiendo instrucción cara a cara. Con muchas instituciones educativas cerrando sus puertas indefinidamente, los docentes en varios países han tenido que adaptarse a la velocidad de la luz e implementar estrategias de aprendizaje remoto. Si bien el aprendizaje remoto no es un sustituto perfecto para la instrucción en clase, existen infinitas maneras de mantener a los estudiantes interesados ​​mientras aprenden desde casa.

Si no está seguro por dónde empezar, hemos elaborado una lista de las mejores prácticas para la instrucción en línea, la cual, incluye:

  1. Concéntrese en involucrar a los estudiantes.
  2. Comunicarse con las familias.
  3. Aprovecha al máximo esta nueva situación.

Desde nuestra experiencia, las estrategias de aprendizaje remoto para la participación de los estudiantes son las siguientes:

  1. Adopte la tecnología educativa: En el mercado actual, existen tantos sitios web, programas y aplicaciones que pueden ayudar a los estudiantes a aprender, sin importar dónde se encuentren. Los docentes deben limitarse a las más esenciales o a las favoritas de sus estudiantes. No arroje demasiadas sugerencias a los padres, o podrían sentirse abrumados.
  2. Crea un espacio para que los estudiantes socialicen: La institución educativa es algo más que lo académico. Se trata de preparar a los estudiantes para la vida después de la graduación, desarrollar habilidades blandas y formar relaciones. Encuentre un espacio en línea donde los estudiantes puedan tener discusiones sobre el material de la lección, compartir lo que hicieron durante el día y hacer cualquier pregunta que puedan tener.
  3. Sacar a los estudiantes de sus pantallas: Puede parecer contradictorio alentar activamente a los estudiantes a reducir su tiempo frente a la pantalla cuando intenta utilizar estrategias de aprendizaje remoto. Aproveche esta oportunidad para llevar el aprendizaje al mundo real y fuera de la computadora al asignar proyecto de alfabetización mediática, hacer que los estudiantes tomen fotografías de hojas de trabajo, dibujos o proyectos físicos completados y cargarlos, desafiar a los estudiantes a realizar entrevistas, escribir obras de teatro o armar un cortometraje con sus familias.
  4. Comunicarse con los padres: Conéctese con ellos con frecuencia para enviar asignaciones a casa, comparta información de inicio de sesión para cualquier plataforma en línea que los estudiantes necesiten usar y averiguar qué tipo de recursos tienen disponibles los estudiantes.
  5. Prueba algo nuevo: El aprendizaje remoto no es lo mismo que impartir instrucción cara a cara. No obstante, al mismo tiempo, ofrece una flexibilidad que no encontrará en las aulas tradicionales.
  6. No intentes hacerlo todo: El aprendizaje remoto es nuevo para muchos docentes. Si intenta hacer todo a la vez, corre el riesgo de agotarse. Comience despacio, presente una nueva herramienta o tarea y vea cómo responden los estudiantes. Si funciona, ¡genial! Continúe y aproveche su éxito. Si los estudiantes no están comprometidos o hay demasiadas fallas técnicas, busque otra alternativa.

En síntesis, las instituciones educativas deben seguir instruyendo y apoyando a los docentes para que se concentren en mantener el conocimiento, en lugar de enseñar. La parte más difícil del aprendizaje remoto es garantizar que los estudiantes se mantengan involucrados en el proceso de aprendizaje, para que no se pierdan grandes cantidades de información cuando llegue el momento de volver a las aulas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.