✍¿QUÉ ES EL DATAÍSMO? | DOCENTES 2.0

Hoy en día, el tema del dataísmo o datoísmo ha tenido gran proyección. El autor Harari (2016) afirma que “el universo el dataísmo consiste en flujos de datos y el valor de cualquier fenómeno o entidad que está determinado por la contribución al procesamiento de datos”. Asimismo, el autor Van Dijk sustenta que la ideología del dataísmo muestra “características de una creencia generalizada en la cuantificación objetiva y seguimiento del potencial de todo tipo de comportamiento humano y sociabilidad a través de tecnologías de medios en línea” (2014, p.198).

El dataísmo no es algo nuevo, el primer movimiento se realizó en el año 1789 que creó un valor realmente novedoso: la libertad de información. No se debe confundir la libertad de información con la libertad de expresión. La libertad de información, no se les da a los humanos sino a la información. Además, este valor puede vulnerar la libertad de expresión tradicional, al privilegiar el derecho de la información a circular libremente sobre el derecho de los humanos a poseer datos y restringir su circulación.

Hoy en día, la mayoría de los dataista sustentan que «Internet-of-All-Things» o «Internet de todas las cosas» es sagrado porque los humanos lo están creando para satisfacer las necesidades humanas. Pero eventualmente, el Internet de todas las cosas puede volverse sagrado por derecho propio. Desde una perspectiva del Harari, el dataista es un único sistema de procesamiento de datos que cuenta con el soporte humano individual. Además, admite entender toda la historia como un proceso de mejora de la eficiencia de este sistema, a través de cuatro métodos básicos:

  1. Aumentar el número de procesadores.
  2. Aumentar la variedad de procesadores.
  3. Aumentar el número de conexiones entre procesadores.
  4. Aumentar la libertad de movimiento a lo largo de las conexiones existentes.

Actualmente, los algoritmos existentes ya abren una puerta a la comprensión del hombre. La cual, es visible a nivel molecular, con el uso del aprendizaje automático en el descubrimiento de fármacos y a gran escala, donde recientemente se logró una clasificación novedosa de tipos de personalidad gracias a la agrupación basada en computadora.

En síntesis, tal como lo señala el autor Van Dijk, “el dataísmo también implica la confianza en los agentes (institucionales) que recopilan, interpretan y comparten (meta) datos extraídos de las redes sociales, las “plataformas” de Internet y otras tecnologías de comunicación” (2014, p. 198). Independientemente de cómo se los etiquete, estas creencias, presunciones, confianzas y entendimientos de datos, sin duda respaldan este aumento de datos digitales en la educación y, por lo tanto, vale la pena probarlos y desafiarlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.