LA CAPACIDAD DE APRENDER A APRENDER.

En la actual tanto docentes como estudiantes han ido tomando poco a poco un nuevo rol dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje. Ya no basta con proporcionar información a los estudiantes, pues ellos tienen la ventaja de encontrar en Internet un cúmulo de contenidos importantes y relevantes para su formación. Los datos están a su alcance, no es necesario memorizarlos. La pregunta en la actualidad es: qué pueden o deben aprender de toda la información a la que tienen acceso; cómo lograr que adquieran conocimientos y que desarrollen gradualmente su autonomía y reflexión crítica y qué tipo de acciones pueden llevar a cabo los estudiantes de manera intencional para organizar sus procedimientos para aprender.

Para ello el docente debe conseguir que los estudiantes adquieran estrategias de aprendizaje, que les permitan asimilar significativamente aquello que estudian, independientemente del área de que se trate y, de manera muy enfatizada, que tengan conciencia y control de su propio proceso de aprendizaje. Si el docente logra que los estudiantes identifiquen los aprendizajes previos, así como sus carencias de información y conocimiento; que sepan dónde y cómo encontrar lo que requieren y, además que se familiaricen con los su proceso de aprendizaje. 
Para ello, se han de activar una serie de mecanismos que les permitan ubicarse conscientemente frente al desafío: percatándose de la exigencia, diseñando una estrategia para afrontarla, planificando sus recursos, identificando y corrigiendo errores, etc. Todos estos pasos son necesarios para procesar y comunicar información y conocimientos, contribuyendo de esta forma a desarrollar su autonomía, su creatividad, su capacidad de reflexión, a fin de que enfrente situaciones nuevas con mayor facilidad y éxito. 
En ese sentido, aprender a aprender activa no sólo procesos cognitivos sino metacognitivos, a través de los cuales el estudiante regula justamente la experiencia de conocer. La práctica de las estrategias de aprendizaje ocurre asociando diversos tipos de recursos y procesos cognitivos. La base de conocimientos es aquello que forma parte de los conocimientos previos de los estudiantes. Los procesos cognitivos básicos son los que se activan durante el procesamiento de la información: atención, percepción, codificación, almacenaje, recuperación, etc. El conocimiento estratégico se refiere precisamente a la puesta en marcha de estrategias para aprender contenidos específicos. 
La metacognición tiene que ver con la regulación activa de los procesos cognitivos esenciales para planear, resolver problemas y evaluar. La conciencia de esta función constituye el conocimiento metacognitivo. Como dijimos, todos estos elementos operan cuando se utiliza una estrategia para aprender, logrando así procesos cognitivos superiores: análisis, resolución de problemas, evaluación, etc. 
Aprender a aprender es un proceso de desarrollo de habilidades intelectuales y estrategias de aprendizaje y metaprendizaje, que faculta a los estudiantes a resolver problemas relativos a los saberes académicos o a campos en los que estos saberes son requeridos. Aprender a aprender implica hacerse competente para aplicar dichas estrategias. El papel de la institución educativa, en ese sentido, no es sólo que el estudiante sepa más, sino que entienda los conceptos y sea capaz de aplicar el conocimiento a nuevas situaciones. 
Existen distintas clasificaciones de las estrategias de aprendizaje. Algunas de las más citadas, básicamente son cuatro tipos de estrategias en función del tipo de aprendizaje que se demanda: de recirculación, de elaboración o procesamiento, de organización y de recuperación. Alonso, propone estrategias en función del tipo de información: de repetición, organización categorial, elaboración simple de tipo verbal o visual, representación gráfica, elaboración escrita simple, resumen y elaboración conceptual. Los procedimientos como contenidos escolares enumera un conjunto de habilidades que considera deben desarrollar los estudiantes para tener éxito académico: de búsqueda de información, asimilación y retención, organización, invención y creatividad, análisis, toma de decisiones, comunicación, sociales, metacognitivas y autoreguladoras. 
Otra forma de organizar las estrategias parte de considerar lo que dimensiones del Aprendizaje, las cuales incluyen no sólo aspectos propiamente cognitivos, sino metacognitivos y actitudinales. Este modelo acentúa los tipos de pensamiento que deben desarrollarse en los estudiantes para propiciar su aprendizaje, cada uno de ellos corresponde a una de las siguientes dimensiones:

  1. Actitudes y Percepciones: Ambos afectan las habilidades del estudiante para aprender. Es fundamental favorecer en los estudiantes actitudes y percepciones positivas.
  2. Adquirir e integrar el conocimiento: Integración de nuevos conocimientos con aquello que los estudiantes ya saben. 
  3. Extender y refinar el conocimiento: Análisis riguroso de lo aprendido. Se hace uso de estos procesos: comparación, clasificación, abstracción, razonamiento inductivo y deductivo, construcción de apoyo, análisis de errores y análisis de perspectivas.
  4. Uso significativo del conocimiento: Asegurar el uso significativo de los conocimientos a través de seis procesos de razonamiento que le dan sentido a los conocimientos: toma de decisiones, solución de problemas, invención, indagación experimental, investigación y análisis de sistemas. 
La capacidad de aprender a aprender no requiere de herramientas tecnológicas. Existen un sin número de estrategias, ninguna de las cuales demanda como condición necesaria para ponerse en práctica algo más que papel y lápiz. Sin embargo, las nuevas tecnologías de la información y comunicación representan tanto un desafío como un potencial que la escuela no puede ni debe ignorar. Por ello se debe buscar, selecciona, analiza, evalúa y utiliza la información proveniente de diversas fuentes. Se debe aprovecha los recursos tecnológicos a su alcance, como medios para comunicarse, obtener información y construir conocimiento en el proceso de aprender a aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.