El aprendizaje es la base donde se apoya el desarrollo de una persona, requiriendo que nuestro sistema nervioso sea transformado por los estímulos ambientales que recibe. De acuerdo a los autores Nisbet y Shucksmith «las secuencias integradas de procedimientos o actividades que se eligen con el propósito de facilitar la adquisición, el almacenaje y/o la utilización de información o conocimiento», de tal manera, que el dominar las estrategias de aprendizaje permite al estudiante planificar u organizar sus propias actividades de aprendizaje.

La vida de del hombre se desarrolla de acuerdo a su capacidad de incorporar actividades aprendidas, sobre una base fundamental de actividades innatas. Unas y otras dependen del funcionamiento del sistema nervioso. Hay formas diferentes de aprendizaje las que se adquieren mediante la ejecución de la acción de distintos procesos cognitivos que tienen su base en el sistema nervioso y que utilizarán, también, áreas y estructuras diferentes del cerebro y cerebelo.
Algunos especialistas consideran que para entender los múltiples problemas que presenta el estudiante con dificultades en el aprendizaje, es necesaria una comprensión total de lo que es el aprendizaje, y los procesos que intervienen en él.
El aprendizaje exige la presencia de mecanismos cerebrales que:
  1. Almacenen la información.
  2. La mantengan durante períodos prolongados de tiempo.
  3. Tengan acceso a ella y la recuerde cuando resulte necesaria.
  4. La procesen de tal manera que pueda ser relacionada con informaciones anteriores, simultáneas o posteriores.
Para que esos mecanismos se cumplan, se deben poner en ejecución las importantes funciones y cada una de ellas, a su vez, requiere la organización y secuencia de complejos procesos que van a depender de múltiples sistemas cerebrales que habrán de actuar coordinada e integralmente, bien de forma simultánea o de forma sucesiva.
Las áreas de desarrollo cognitivo son el proceso evolutivo de transformación que permite al estudiante ir desarrollando habilidades y destrezas, por medio de adquisición de experiencias y aprendizajes, para su adaptación al medio, implicando procesos de discriminación, atención, memoria, imitación, conceptualización y resolución de problemas.
Se comprende como área de desarrollo cognitivo aquella que percibe el conocimiento físico en términos del conocimiento de las propiedades físicas de los objetos y del modo del cómo actuar sobre ellos, explorando activamente con todos los sentidos; y el conocimiento espacio-temporal definido en términos de nociones que alcanza el estudiante de su espacio y de su tiempo. El conocimiento social, definido como la comprensión de las claves de la comunidad y la capacidad de entender y expresas sentimientos y deseos de sí y de los demás. ¿Todos los estudiantes aprenden igual?
Si se toma como criterio de aprendizaje en el sentido de la actividad docente, la definición general que propone L. B. Itelson:
  1. Plantea que se trata de una actividad consciente de asimilación de determinados conocimientos, hábitos, habilidades, formas y tipos de conducta. 
  2. La asimilación como actividad cognoscitiva directamente relacionada con las particularidades de la personalidad, sus sentimientos, su voluntad, donde se concibe además como asimilación real la actuación práctica con el contenido del conocimiento y su aplicación correspondiente.
Se podríamos analizar que al hablar de dificultades en el aprendizaje significa reconocer alteraciones en este proceso de asimilación y por ello en los procesos psíquicos y físicos que intervienen en él. Aunque expresado de diferentes formas, la mayor parte de los autores acuerdan en colocar como componente central en el concepto de dificultad en el aprendizaje, el aspecto de la inadecuada asimilación, como expresión de alguna variante de alteración de los procesos psicológicos.
Otra de las ideas sobre las dificultades en el aprendizaje, corresponde al enfoque de la Psicología Cognitiva o Psicología del procesamiento de la información, la cual se basa en el estudio de los procesos mentales del hombre: Se fundamenta en la teoría de que el hombre posee la capacidad de hacer que sus experiencias tengan sentido, lo cual se manifiesta cuando decepciona información de su contorno y la organiza de tal forma que es capaz de retener parte de ella y recurrir a informaciones ya procesadas para asimilar la nueva experiencia que le llega. Esta concepción progresa en los procesos mentales que transcurren cuando el hombre enfrenta la realización de múltiples tareas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.