¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA?

Al habla de los estudiantes, se discute sobre si ellos aprenden o no alguna disciplina, ejemplo las materias como: Química, Física, Matemática o una persona que recuerda claramente biografías o es un estudiante que posee una alta o baja calificación, y en función de la respuesta dada se concluye que es muy, medianamente o poco inteligente. 

Esta afirmación generalmente se realiza en función de un solo criterio o punto de vista, pero, realmente esto no es lo único que necesitamos para ser este juicio, porque como dice el dicho popular “Todos no servimos para todo”, es decir, que el término inteligencia no tiene que ver nada más con la preferencia hacia una u otra asignatura que implique ciertas habilidades, mucho menos con una calificación. 
Cada estudiante tiene sus habilidades, aptitudes y destrezas, las que desarrolla de diferente manera, unos más y otros menos, dependiendo de las situaciones a las cuales se haya enfrentado, pero en definitiva todos tienen cierta capacidad para procesar información y aprender. Al buscar la palabra Inteligencia en un diccionario se encuentra que el término significa facultad para conocer, comprender, habilidad, destreza. 
En el mismo orden de ideas, el autor Ríos, señala que la inteligencia ha sido definida como: capacidad, actitud, factor, habilidad, destreza, procesos o conductas, creatividad, genialidad u otras hazañas mentales, según sea el énfasis asignado a factores genéticos o al ambiente y a los procesos de aprendizaje. Por su parte, autores como Varela, Gardner, señalan que existen estudiosos de la psicología que consideran que la inteligencia consiste en resolver problemas cotidianos de cualquier tipo en forma ingeniosa y creativa, generar nuevos problemas, crear productos, ofrecer servicios dentro de su propio ámbito cultural, expresar una idea con claridad, coherencia y comprender las ideas de los demás. 
Para el autor Cottin, la palabra Inteligencia significa establecer una conexión, es una aptitud de la persona para relacionar conceptos diversos. Para importantes investigadores la inteligencia no es una característica innata sino que se desarrolla como resultado del aprendizaje, del entrenamiento y la práctica, sin embargo, Varela, considera que existe una inteligencia general que posee el sujeto, es fija y única desde su nacimiento y la conserva hasta la edad adulta, por ello definen a una persona inteligente como aquella que es “un observador seducido por lo nuevo, que acepta retos y posee una actitud abierta e interesada por muchas cosas”, que recibe, procesa, asocia y relaciona mejor la información recibida. 
Por su parte Gardner, considera que las acciones inteligentes se modifican a lo largo de la historia, y la inteligencia es una colección de potencialidades que se completan, además, es un potencial biosicológico que no debe confundirse con el dominio del saber, y que mejora con la edad.
Como se puede observar el concepto menciona diversidad de elementos, que implican el ser inteligente, elementos que aún están en estudio. Pero lo cierto es que todos presentan diferentes inclinaciones, ya sea hacia la música, las letras, la matemática y que algunos aprendan más fácilmente unas cosas que otros, algunos visualizan mejor y pueden resolver problemas de cualquier índole. Existen varios tipos de inteligencia que le permiten a cada quien tener aptitudes y habilidades diferentes, que definitivamente debe preocupar a todo docente que desee realmente abordar las diferencias individuales de los estudiantes.