El niño índigo en el aula de clases, es un estudiante que muestra una nueva y poco usual serie de atributos psicológicos, con un patrón de comportamiento no documentado antes. Este patrón de comportamiento tiene factores comunes únicos, que indican a quienes interactúan con los ellos, que deben cambiar la forma de tratarlos y de criarlos para poder lograr un equilibrio adecuado.

A continuación, mostramos algunos rasgos más comunes de un niño índigo:

  1. Tienen una inteligencia emocional muy desarrollada. 
  2. Son muy sensibles a la muerte de animales y plantas. 
  3. Se conmocionan cuando ven a otros niños sufrir. 
  4. Son solidarios con sus compañeros. 
  5. No necesitan sufrir para aprender en la vida.
  6. Son muy creativos.
  7. En general tienen un alto coeficiente intelectual. 
  8. Su rendimiento escolar es bajo con respecto a su capacidad.
  9. Frecuentemente son diagnosticados con déficit de atención ADD/ADHD.
  10. Son muy inquietos. 
  11. Suelen aburrirse en el aula de clases y distorsionar la clase.
  12. Tienen experiencias extrasensoriales. 
  13. Sienten tener una misión en la vida. 
  14. Se interesan por temas de desarrollo espiritual. 
  15. Manifiestan conocimientos que no pueden explicar cómo saben. 
  16. Son muy intuitivos. 
  17. Generalmente tienen un buen sistema inmunológico.
  18. No aceptan órdenes por imposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.