Realmente, todos los involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje son reflexivos en este tema en específico, debido a que la clase ideal en un aula de clases no existe en sí misma, puesto que, al no existir personas perfectas, tampoco podremos encontrar una clase perfecta. Pero, esto no debe reducir la labor docente puesto que, lo más importa es que el docente sea capaz de adaptarte a las necesidades de los estudiantes y que ellos entiendan su manera de enseñar, para así poderse crear un clima ideal de enseñanza – aprendizaje.

Recuerde que la perfección en sí misma no existe, pero los buenos docentes se esforzarán continuamente para al menos, acariciarla. El aula de clases se convierte cada día en un lugar de enseñanza y aprendizaje que, a lo largo del año escolar, las cuatro paredes o espacio virtual, les permitirán vivir experiencias inolvidables a todos los involucrados del proceso.

El aula de clases será la personalidad del docente, porque, aunque tenga similitudes estructurales con el resto, la clase será solo suya y se respirará en el ambiente. ¡Verdaderamente Mágico! En la institución educativa nunca se podrán apreciar dos clases iguales, aunque tengan exactamente el mismo mobiliario, esto se debe, a que las personas preparan lo que realmente importa; la esencia del aula de clases.
No obstante, aunque las clases perfectas no existen, sí se puede alcanzar que su clase sea lo más ideal posible ¿Cómo? Logrando que tus estudiantes se sientan cada día felices de estar en clase, felices de que usted sea su guía y además que los aprendizajes sean adquiridos casi por arte de magia gracias a tu manera de enseñar. 
A continuación, te daremos algunas pautas para crear un aula ideal:
1. El docente facilitará los aprendizajes teniendo en cuenta los intereses, necesidades y habilidades de los estudiantes.
2. El educador provee a los estudiantes de un aprendizaje activo donde ellos son los protagonistas.
3. La clase se convierte en una exhibición de los trabajos de los estudiantes en forma de carteles y murales.
4. La clase debe estar distribuida y posee los materiales necesarios para desempeñar una buena labor cada día.
5. Los educandos deben sentirse cómodos, seguros y saben que pueden confiar en su guía.
6. Las clases deben tener coherencia y seguir un proyecto educativo que se sigue con fluidez y eficacia.
7. El docente debe poseer una actitud positiva cada día, que le permita los problemas que puedan surgir diariamente con educación emocional.
8. El educador debe animar a los padres a participar activamente en la vida escolar.
9. El aula se debe adaptar a las últimas novedades tecnológicas.
10. El docente debe reforzar la existencia del aprendizaje más allá del aprendizaje memorístico.
11. El educador debe apoyar a los estudiantes a que tengan un pensamiento crítico, para que su propia opinión genere debates dentro de la clase, con respeto y educación.
Cursos disponibles en nuestra Aula Virtual Docentes 2.0: CURSOS DISPONIBLES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.