La neurodidáctica es un método reciente que se ocupa de estudiar la optimización del proceso de enseñanza – aprendizaje fundado en el desarrollo del cerebro, es decir, es la disciplina que favorece el aprendizaje con todo el potencial cerebral.

El aprendizaje y la memoria son dos procesos cerebrales estrechamente entrelazados que originan cambios adaptativos en la conducta. La estabilización de los cambios neurales que tienen lugar tras el aprendizaje permite la consolidación de las memorias y su mantenimiento a largo plazo.
Para la didáctica de acuerdo con el enfoque vigotskiano, el aprendizaje es el proceso de apropiación por el estudiante, de la cultura, bajo condiciones de orientación e interacción social. Hacer independiente esa cultura requiere de un proceso activo, reflexivo y regulado, mediante el cual se apropia de forma gradual, de las características de los objetos, procedimientos, las formas de interacción social, de pensar, del contexto histórico social en el que se desarrolla y de cuyo proceso dependerá su propio desarrollo.
La neurodidáctica respalda el conocimiento del funcionamiento cerebral, de aquellas estructuras cerebrales que son las responsables del aprendizaje. Conocerlas permiten a los docentes convertirse en entrenadores de esas funciones mentales que impulsan el aprendizaje. La neurodidáctica se ocupa de la manera de hacer las clases para que estás favorezcan el aprendizaje significativo de los educandos.
Los principios básicos de la neurodidáctica se basan en las siguientes ideas:
1. El aprendizaje solicita un papel activo del estudiante.
2. El aprendizaje requiere acatamiento a los ritmos, intereses, nivel y necesidades de cada e.
3. Para que se origine un verdadero aprendizaje es fundamental que los estudiantes sean los protagonistas del proceso y los responsables del mismo.
4. El aprendizaje concreta la exploración, búsqueda de sentido, razonamiento y comprensión. 
5. Los estados emocionales son los que determinar el aprendizaje.
6. El rol de las neuronas espejo en el aprendizaje es indiscutible.
La neurodidáctica admite un cambio en el paradigma educativo tradicional, intenta modificar los modelos de enseñanza antiguos y tradicionales que no consideran las bases neurales que subyacen al aprendizaje. Algunos métodos, de la neurodidáctica para potenciar el aprendizaje en el aula de clases son:
1. Clase invertida.
2. Grupos reducidos y aprendizaje cooperativo.
3. Dar el rol activo a los estudiantes para el comienzo del aprendizaje.
4. Clases más flexibles, en cuanto a metodología, agrupación, horarios y métodos de trabajo.
5. Dinámicas basadas en el aspecto lúdico, en el compañerismo y en la verdadera naturaleza de los educandos.
6. No utilizar ningún método en concreto, sino un método específico para cada estudiante.
En síntesis, las neurociencias conciben la categoría aprendizaje como cualquier variación en las conexiones sinápticas que produzcan cambios en el pensamiento y comportamiento, que puedan generarse a través de la información teórica, la práctica o las experiencias de vida.

Próximo curso en nuestra Aula Virtual “Neurodidàctica”, fecha de inicio 15 de enero del 2017. ¡Te esperamos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.