LA EVALUACIÓN BASADA EN COMPETENCIA | DOCENTES 2.0

El método de evaluar por competencias permite comprender lo que sucede en el proceso de enseñanza-aprendizaje a través de la reflexión continua. Su gran aporte a la gestión educativa radica en el hecho de definir una serie de elementos que antes se tomaban por separado: perfiles, talentos, habilidades sociales, objetivos, productividad, entre otros. 

Al proporcionar esta información específica que exhiben los estudiantes, las instituciones educativas brindan información detallada y procesable para cualquier empresa. Esto faculta a los estudiantes en su aprendizaje y educadores en sus prácticas de enseñanza. 
A continuación, listaremos algunos beneficios sobre las evaluaciones basadas en competencias: 
1. Mejora de la claridad y la transparencia: Una mayor claridad permite a los docentes y las familias identificar las áreas de fortaleza y áreas donde los estudiantes pueden necesitar apoyo adicional. Enfocarse en la retroalimentación integral brinda claridad al aprendiz y claridad a la familia sobre lo que está sucediendo en el aula. 
2. Personalización más fluida del aprendizaje: Los educadores tienen una mejor oportunidad de brindar una visión más profunda de las actitudes y estrategias de aprendizaje de cada estudiante y pueden proporcionar los recursos que mejor se adapten a las necesidades individuales. Este tipo de información es clave para comprender los modos, estrategias y entrenamiento únicos a los que cada estudiante responde mejor. 
3. Ayuda a cambiar hacia una cultura de evaluación: Para adoptar con éxito estrategias basadas en la competencia, los docentes y administradores primero deben reevaluar la evaluación. El aprendizaje nunca se detiene, y al estar al tanto de las tendencias actuales, el currículo debe adaptarse para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes. 
4. Los estudiantes entienden mejor su propio perfil de aprendizaje: Trabajar a partir de un continuo de habilidades asegura que cada estudiante sea desafiado de una manera que sea apropiada para lo que desee y necesite aprender, los educadores pueden brindar el apoyo individualizado según sea necesario para ayudarlos a avanzar. 
En síntesis, la evaluación basada en competencias aporta profundidad y valor al currículo. Con el enfoque alejado de las letras y los porcentajes, los estudiantes se involucran más en el progreso a largo plazo y son más propensos a participar y tomar riesgos mientras aprenden. Clasificar a los estudiantes según las competencias no definidas y luego usar ese rango para determinar sus perspectivas y contribuciones futuras es una práctica que se deja a las eras pasadas. La evaluación basada en la competencia proporciona información más detallada que promueve la enseñanza y el aprendizaje mejor orientados para todas las partes involucradas. 

Nuestro libro y rúbricas de evaluación apoyas en competencias: https://www.docentes20.com/libros.html