LAS HABILIDADES BLANDAS EN EL MUNDO LABORAL | DOCENTES 2.0

Desde el año 2010, la UNESCO ha enfatizado en que las tecnologías proporcionan beneficios a la sociedad y en particular a la educación, porque posibilitan la creación de nuevas herramientas y formas para la interacción entre las personas.

De acuerdo con el autor Briseño (2010), sustenta que “en el mundo latinoamericano se puede apreciar, un retraso o rezago de la evaluación de los procesos pedagógicos” (p. 2). Actualmente, las personas cuentan con conocimientos y habilidades procedentes de su preparación técnica y académica y, como resultado del ejercicio en la aplicación de esos conocimientos, es que son mejor valorados en las organizaciones. No obstante, el éxito en el terreno profesional requiere de otras habilidades, relacionadas con las denominadas habilidades blandas, que son las características de una persona que le permiten interactuar con otras de manera efectiva. Poseer estas habilidades constituye un elemento vital en el éxito de una persona a lo largo de toda su vida.

Es importante señalar, que las personas pueden trabajar y desarrollar las habilidades blandas, pero para poder desarrollarlas en un ámbito profesional, debe saber escuchar, tener tolerancia a los errores, poder trabajar en equipo y comunicarse con eficacia. La comunicación es clave para entendernos en un mundo signado por la sobreabundancia de información (Bottcher, 2016). Ante la necesidad de vincular la educación con el mundo del trabajo y lograr una formación más integral, el ámbito educativo comienza a adaptarse y aplicar el concepto de educación basada en competencias. Esta incorporación y adaptación requiere de determinadas exigencias educativas como son lo actitudinal, lo valorativo, la integralidad formativa, lo que redundará en la disminución del tiempo de adaptación del trabajador a su puesto de 

El desarrollo de habilidades blandas se apoya en estos principios y características, por lo que deben ser tenidas en cuenta en las estrategias que se diseñen. La competencia profesional, la capacidad de aplicar los conocimientos y actitudes adquiridas por el desarrollo profesional, al realizar las actividades de una ocupación, incluidas las posibles nuevas situaciones que puedan surgir en el área profesional y ocupaciones afines (Guerrero y Narváez, 2013). 
Entre las habilidades blandas más solicitadas en el mundo laboral,  tenemos: 
1. Buena comunicación 
2. Buena organización 
3. Trabajo en equipo 
4. Puntualidad 
5. Pensamiento crítico 
6. Sociable 
7. Ser creativo 
8. Habilidades interpersonales de comunicación 
9. Facilidad de adaptación 
10. Personalidad amigable 
Las habilidades están en constante evolución, junto al desarrollo tecnológico y de los puestos de trabajo en diferentes contextos. Según el informe del Fondo Económico Mundial (2015), las habilidades que debe poseer un estudiante del siglo XXI involucran: el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la creatividad, la comunicación y la colaboración. 
En síntesis, las influencias educativas pertenecen al denominado proceso formativo no escolar, que ejerce la sociedad sobre sus miembros, tiene un carácter más espontáneo y empírico, y se apoya en menor grado en las generalizaciones teóricas de la ciencia pedagógica; aunque debe ser el docente quien centre el desarrollo de todos esos procesos.