¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL FOMO? | DOCENTES 2.0

En la actualidad, es muy común ver a las personas conectarse a internet al levantarse y antes de acostarse, así como reducir el tiempo de las labores cotidianas, tales como estudiar, comer, dormir y estar en familia. 

Esta afección es denominada FOMO y consiste en el miedo social, es decir, sentir miedo a la exclusión, el saber que las personas van a algo o tienen algo mejor que tú. El FOMO está ocupando un espacio importante en los hogares, las personas están pendientes a la ubicuidad e instantaneidad de las redes sociales, ese miedo se ha convertido hoy en día en un acompañante habitual que muy fácil se infiltró en la vida de las personas. 
El autor Thompson (2011) afirma que, el FOMO puede ser una angustia social que siempre ha existido, pero va a toda marcha gracias a las actualizaciones digitales en tiempo real y a nuestro compañero constante, el teléfono inteligente», al respecto la autora Mack, sustenta que «A medida que las redes sociales hacen que la gente tome conciencia de las cosas a las que de otro modo no podrían haber tenido acceso, que puede provocar una sensación de participación vicaria o motivar el comportamiento en el mundo real. Por el contrario, puede ser una maldición, el fomento de la ansiedad y los sentimientos de inadecuación”. 
Según el estudio de Thompson (2011) 3 de cada 10 personas de entre 13 y 34 años han experimentado esta sensación, y generalmente cuando ven que sus amigos hacen cosas a las que no están invitados. De pronto para mucha gente quedarse un fin de semana tranquilo en casa se convierte en motivo de ansiedad. El consumo de tiempo libre pasa a ser otro motivo de preocupación. Bosker (2011) afirma que el FOMO es el energizante, a veces aterradora ansiedad, que usted está perdiendo algo absolutamente fantástico. 
Es por ello, que Smith (2011) manifiesta que las personas más jóvenes están más comprometidas en la formación de la identidad que los de más edad. Ellos pueden estar más abiertos a la experiencia de FOMO porque que se dedican a la privación relativa. Gregory y Rutledge, (2016) reflexionan que la proliferación de los medios de comunicación social y la capacidad de ver a todo el mundo que usted sabe que está haciendo 24/7 causa en algunas personas a sufrir de lo que es el pueblo llamado FOMO, o el miedo de perderse. FOMO es el temor de que otros están teniendo una experiencia maravillosa y gratificante, pero no lo son. Parte del miedo asociado con el FOMO, siendo así la ansiedad por ser excluidos de nuestros grupos sociales. 
En síntesis, el síndrome del FOMO está siendo estudiado con mucho detalle por países preocupados por la Educación integral de los estudiantes. Si bien se sabe que el mundo de la tecnología está absorbiendo la generación de conocimientos en los estudiantes. El síndrome del FOMO tiene mucho que ver con el nivel de desempeños académicos de los estudiantes por lo que interfiere en la conducta, disciplina y sobre todo en la generación de conocimientos. Con los aportes de los diferentes autores se ratifica la preocupación y el trabajo de alerta de parte de los docentes en las instituciones educativas para contra restar el uso inadecuado de las redes sociales. Una de las secuelas en el desarrollo de los desempeños académicos es la interferencia en el aprendizaje esperado.