TÉCNICAS PARA EVALUAR LA PRÁCTICA PEDAGÓGICA | DOCENTES 2.0

Los docentes constantemente emiten reflexiones profesionales consciente o inconscientemente sobre el rendimiento de los estudiantes en cada sesión de clase. Estos juicios profesionales, traducidos como retroalimentación hablan de la calidad del compromiso de estos tienen sobre el foco de evaluación para el aprendizaje. De acuerdo el autor Zabalza (2003) las competencias son, “la capacidad de usar el conocimiento y las destrezas relacionadas con productos y procesos y, por consiguiente, de actuar eficazmente para alcanzar un objetivo” (p. 71).

Por lo tanto, las competencias son la base del ejercicio profesional, vinculadas con contextos específicas y encaminadas a la solución de problemas determinados a partir de la aplicación de métodos y técnicas ajustados al ejercicio laboral con nuevos saberes conceptuales, procedimentales, como, actitudinales. Existen métodos que los docentes pueden utilizar para analizar y mejorar su instrucción, los cuales son estudiados por su propia observación, registros y comentarios. Para ello, se debe determinar qué cualidades de su enseñanza debe evaluar, seleccionar un método de evaluación apropiado y realizar cambios para mejorar tu enseñanza.

A continuación, listaremos 3 técnicas que ayudan al docente a evaluar su práctica pedagógica, los cuales son:

  1. Realizar una lista de verificación para decidir qué desea evaluar: Entre ellos podemos mencionar, la organización de la materia, comunicación, conocimientos sobre el tema, entusiasmo por el tema, actitud hacia los estudiantes, equidad en las pruebas, las calificaciones, flexibilidad y adecuación de los resultados de aprendizaje de los estudiantes.
  2. Seleccionar cómo desea evaluarlo: Entre estas se incluyen, las entrevistas estructuradas, encuestas de calificación de instrucción, pruebas, exámenes, análisis de contenido y revisión de los registros del aula.
  3. Elija el método para evaluar la efectividad de su enseñanza: Par ello, debe evitar técnicas que no sean atractivas para su intuición, no permita que ninguna autoevaluación se convierta en una carga, reelija técnicas que a todos los involucrados, planifique cómo presentar la técnica, estime y planifique cuánto tiempo de su clase y estimule el pensamiento crítico.

La evaluación de la práctica docente a través de los sistemas de gestión del aprendizaje es muy enriquecedora, ya que estos proporcionar una herramienta de encuesta, que los estudiantes pueden completar en el final del curso, y que puede proporcionar la misma información que ha sido tradicionalmente reunidos en las encuestas en papel distribuidas al final de cursos de aula.

En síntesis, la mayor parte de las propuestas educativas hacen énfasis en la adquisición de conocimientos, pocas veces involucran las habilidades y difícilmente las actitudes son incorporadas. Es importante evaluar la practica pedagógica ya que estos impulsan el aprendizaje significativo en las aulas de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *