✍ DISRUPCIÓN EN LA EDUCACIÓN DIGITAL | DOCENTES 2.0

La innovación es una de las frases más expresadas del siglo XXI y la educación es parte de este progreso, ya que es a través de sus ambientes donde se ajustan los requerimientos de un mundo cada vez más hiperconectado. Para enfrentar los retos actuales, se hace necesario conocer y manejar la tecnología, debido a que es un compañero esencial para iniciar una educación disruptiva que instale el aprendizaje bajo una nueva mirada paradigmática.

La educación disruptiva es la que procura rasgar el modelo concreto para optimizar el existente. Son muchas las investigaciones en el ámbito educativo que plantean un cambio, el cual, es obligatorio y apremiante porque el método actual es incongruente, en otras palabras, aún el sistema está anclado al siglo pasado y no responde a las necesidades de la educación digital. Tal como lo enfatiza el autor Robinson (2006) «los ámbitos económico, cultural y personal han experimentado una enorme transformación en los últimos años, pero nuestros sistemas educativos no han modificado sus planes de estudio y sus objetivos».

Hoy en día, no existe un convenio internacional con respecto a los retos que afronta la educación. No obstante, los temas como: personalizar la educación para adaptarla a las necesidades, formar profesionales competentes y comprometidos, equipar a los estudiantes con las habilidades, herramientas y técnicas que demanda el mercado laboral son puntos que se discuten desde el año 2018 y que todavía no se han consolidado.

Por ello, es pertinente reflexionar que la innovación es la respuesta al avance y consolidación de la educación. La Inteligencia Artificial en el mundo de la educación, se ha implementado para dar respuestas a los desafíos que esboza la revolución digital y el mercado laboral. Por ende, la modificación de los contenidos y propósitos reales estimula a la no programación de estudio predefinidos. Lo pertinente es que los estudiantes aprendan en base a sus experiencias a través del ensayo y error, como, además de metodologías delineadas para rendir al máximo el liderazgo y emprendimiento.

En síntesis, un concepto disruptivo que es muy utilizado en la actualidad es el hiper-aula, un ejemplo de espacio de aprendizaje que ambiciona reemplazar el modelo tradicional. Se trata de un ambiente transformador representado por tres ideas conjugadas: el hiperespacio, hipermedia y la hiperrealidad.