✍ ¿QUÉ ES LA HEUTAGOGÍA? | DOCENTES 2.0

La heutagogía, también conocida como aprendizaje autodeterminado, es una estrategia de instrucción centrada en el estudiante que enfatiza el desarrollo de la autonomía y capacidad. El objetivo de la heutagogía es enseñar aprendizaje a lo largo de toda la vida y, como lo sustenta Blaschke (2012) engendrar «alumnos que estén bien preparados para las complejidades del lugar de trabajo actual». Por naturaleza, el aprendizaje heutagógico no es necesariamente lineal o planificado, sino mucho más informal y paralelo con la manera en que las personas aprenden mejor fuera del entorno escolar.

Según Hase y Kenyon (2000) el término heutagogía se utiliza para describir el autoaprendizaje independiente de la enseñanza formal. Parslow (2010), lo define como un método de enseñanza al permitir que los estudiantes descubran por sí mismos. Es pertinente señalar que en los entornos pedagógicos, los docentes determinan qué aprenderán los estudiantes y cómo lo aprenderán. Los estudiantes confían en su guía y aprenden los temas en el orden en que se presentan. Mientras que, en el enfoque heutagógico anima a los estudiantes a encontrar sus propios problemas y preguntas para responder. En lugar de completar las tareas asignadas por los educadores, estos estudiantes buscan áreas de incertidumbre y complejidad en las materias que estudian.

En los ambientes con enfoques heutagógico los docentes ayudan a los estudiantes proporcionando contexto al aprendizaje y creando oportunidades para que exploren las materias en su totalidad. El propósito de este enfoque es establecer un entorno en el que los estudiantes puedan determinar sus propios objetivos, rutas de aprendizaje, procesos y productos.

En nuestro estado actual de educación, no existen barreras para el conocimiento y las habilidades requeridas para ser un aprendiz efectivo en la actualidad han cambiado drásticamente, por lo que con el enfoque heutagógico, el aprendiz evoluciona de receptor pasivo a analista y sintetizador. Estas son algunas de las habilidades más valiosas para los estudiantes a medida que interactúan con un mundo en el que la gestión del conocimiento es más valiosa que el acceso.

A continuación, listaremos algunas estrategias para facilitar el método:

  1. Contratos de aprendizaje definidos: El estudiante y docente trabajan juntos para identificar las necesidades de aprendizaje y los resultados previstos.
  2. Plan de estudios flexible: Se consideran las preguntas de los estudiantes, sus motivaciones y cómo cambia el pensamiento como resultado de lo que han aprendido.
  3. Evaluación flexible y negociada: Es importante que las evaluaciones incluyan maneras de medir la comprensión del contenido y habilidades que han adquirido.
  4. Aprendizaje colaborativo: Fomentar la colaboración en el aula facilita que los estudiantes trabajen juntos para compartir conocimientos y reflexionar sobre su progreso.

En síntesis, la heutagogía es una poderosa estrategia de aprendizaje ya que brinda a los estudiantes las herramientas para aprender y crecer a lo largo de sus vidas. Si bien esta estrategia tiende a reservarse para entornos profesionales y cursos de posgrado, la heutagogía no es una estrategia de todo o nada y puede tejerse en entornos donde la autonomía de los estudiantes a más largo plazo podría no estar justificada. Independientemente de su enfoque educativo preferido, el objetivo es preparar a los estudiantes para el éxito en la vida. Y las habilidades y experiencias que los estudiantes obtienen del aprendizaje autodeterminado se encuentran entre las más importantes.