✍CAMBIOS ESTRUCTURALES DEL DOCENTE | DOCENTES 2.0

Desde hace varias décadas, el apoyo del bienestar de los docentes implica, involucrar a los educadores como parte fundamental del proceso, especialmente cuando las instituciones educativas y las jurisdicciones implementan iniciativas a gran escala. Este contexto no escapa durante los períodos de escolarización remota, cuando las comunidades escolares deben cambiar ligeramente su instrucción, a veces sin la capacidad de examinar a fondo las diferentes opciones.

Los docentes son fundamentales para la implementación exitosa de cualquier enfoque desconocido. Es importante que los líderes de las instituciones educativas sean conscientes y respondan a las necesidades profesionales en la construcción de nuevos enfoques. A nivel mundial, el evento de la pandemia invitó a que los líderes educativos reestructurarán el horario diario de instrucción en respuesta al cierre de escuelas, el cual, ha sufridos cambios continuos gracias a las incorporaciones de las retroalimentaciones que los docentes, estudiantes y familiares ofrecen ante un entorno virtual.

Existen investigaciones que sustenta que un clima escolar positivo en entornos de aprendizaje virtual es indispensable. Tal como lo señala los autores Levy, Hoffmann & Brackett (2020) en la educación remota se debe hacer hincapié en las «prácticas de enseñanza de apoyo», esto incluye el aprendizaje a distancia profesional desarrollado para docentes y el modelado de prácticas efectivas. A menudo, la falta de este tipo de apoyo ocasiona frustraciones, por ejemplo: la falta de formación o comprensión sobre cómo funcionan una herramienta tecnológica, algo que podría ser encaminado a través de un mejor desarrollo profesional organizado por la institución educativa.

La orientación para los docentes es importante en todos los ámbitos, no solo en el uso de la tecnología educativa. El apoyo a la salud emocional y bienestar en momentos de crisis y en instrucción remota son prioridades. Es pertinente recordar que, el apoyo emocional para dar noticias o enseñar debe estar sintonía con la comunicación verbal y no verbal.

Las instituciones educativas debe contar con expertos para que puedan guiar a los docentes. Muchas veces al encender la cámara para una instrucción se puede apreciar que su cuerpo no está en sintonía con lo que desea expresar y esto se ve reflejado en el resultado de las encuestas realizadas a los estudiantes.  Los expertos son los encargados de llevar orientaciones a la instrucción, bien sea a través de una llamada telefónica o videoconferencia, luego de un día de asesoramiento virtual. Esto, con la intención de discutir cómo se desarrolló el ambiente, qué cambios deberían hacer o cómo hacer un seguimiento estudiantes individuales.

En síntesis, es este tipo de apoyo para docentes da como resultado un cambio estructural en la docencia ya que se sustenta bajo una orientación basada en evidencia, incluso en ausencia de estudios de investigación a gran escala, que pueden ser transformadores para el bienestar del docente y que puede empoderar a los educadores para realizar cambios en sus propias comunidades. El apoyo y capacitación docente depende del reconocimiento del aprendizaje socioemocional, como de la práctica, tanto para el bienestar del educador, estudiante y para los resultados significativos del aprendizaje.