LA AUTONOMÍA DE LOS DOCENTES EN LA EDUCACIÓN DIGITAL | DOCENTES 2.0

En la educación digital, es relevante la autonomía de los docentes en las aulas de clases. No obstante, en cada país los hallazgos revelan que los estándares gubernamentales proporcionan restricción o flexibilidad. Lo cual, conduce a que los docentes continúen ocupando posiciones negativas y frustraciones por la importancia que se le da a las pruebas de evaluación reglamentarias.

La política y sus conexiones en cada país con la educación se ha convertido en algo común. Tal como lo señala los autores Williams-Brown & Jopling (2020) los políticos recurren constantemente a “un discurso de crisis” antes de las elecciones generales. La noción de que un colapso en el sistema educativo y el resto de la sociedad puede revertirse mediante un cambio significativo. No obstante, se hace necesario la introducción de un nuevo espíritu más competitivo entre las instituciones educativas, que promuevan un cambio dirigido al mercado y de cara al público en el sistema basado en la performatividad y responsabilidad neoliberal.

Tener un plan de estudios nacional ofrece igualdad de condiciones, pero al mismo tiempo, limita la innovación y reduce la responsabilidad de los docentes de diseñar su propio plan de estudios y utilizar su criterio profesional. Actualmente, existen encuestas que revela que los docentes poseen una de las autonomías más bajas en las políticas educativas. Esto es preocupante ya que un currículo estandarizado permite al gobierno controlar los contenidos de las aulas, dirigiendo la pedagogía a distancia, aunque cuando las puertas de las aulas se cierran, los educadores son los que mandan.

La relación entre el gobierno, instituciones educativas y docentes se vuelto más jerárquica. La centralización del currículo y procesos de evaluación ha tenido un impacto significativo en el estatus profesional de los docentes. La ausencia de cualquier abolición de las pruebas de examen se ha pasado por alto debido a los problemas más amplios e importantes que todos hemos enfrentado durante COVID-19.

No es de extrañar que las tablas de clasificación y medidas de progreso tengan el cambio año tras año para adaptarse a todas las inconsistencias, injusticias o sesgos y juegos. Cada año, se observa un cambio contextual en cómo se informan los exámenes y cómo se miden las instituciones educativas in informar sobre el desempeño escolar.

En síntesis, es posible que todo lo antes señalado esté familiarizado con algunas de las siguientes líneas estratégicas de los gobiernos: Estándares no estructuras, estrategias de alfabetización y aritmética, todos los niños importan, un sistema escolar que se mejora a sí mismo, la educación para todos, entre otros. La reforma educativa, particularmente en los estándares, siempre se ha centrado en la conformidad y limitaciones sobre un plan de estudios rico en conocimientos y un cambio en la memoria a largo plazo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *