✍ DIFERENCIACIÓN CURRICULAR | DOCENTES 2.0

El impacto que tiene cualquier necesidad de apoyo adicional en el aprendizaje varía en grado según el entorno de aprendizaje y enseñanza. Es responsabilidad de todos los docentes responder adecuadamente a sus necesidades. Reconocer los primeros signos de dificultades y adaptar los enfoques de enseñanza-aprendizaje son un fragmento habitual de la rutina diaria de los educadores que brindan apoyo a todos los estudiantes en un entorno educativo.

La diferenciación curricular desde una perspectiva de inclusión asociadas o no a una discapacidad, requiere de distintas estrategias encaminadas a adaptar o modificar la propuesta curricular, “tanto en los objetivos, como en la organización de espacios y tiempos o disposición de los recursos en el contexto del aula y del centro” (Durán & Giné, 2011). Por lo tanto, podemos señalar que la diferenciación «es un proceso mediante el cual se adaptan las diferencias entre los estudiantes para que todos tengan la mejor oportunidad de aprender» (Mujica-Sequera, 2021).

La diferenciación es una habilidad clave y un requisito en el ámbito educativo, con el fin único de que el docente pueda garantizar que se satisfagan las necesidades de todos sus estudiantes. La creación de recursos, que sean accesibles con necesidades de apoyo adicionales. El impacto que tiene una barrera de aprendizaje varía en el grado del entorno de enseñanza- aprendizaje. Por consiguiente, para garantizar que los educandos puedan acceder al plan de estudios y participar en el aprendizaje, el docente deberá realizar adaptaciones y diferenciar sus enfoques, además, de los recursos y esto puede suceder de varias formas.

Las diferentes maneras de adaptar una actividad curricular varía con respecto a los métodos y enfoques dentro de la enseñanza-aprendizaje. Los autores Kormos & Smith (2012) destacan que la diferenciación efectiva se puede lograr considerando cuatro dimensiones: materiales, tarea, expectativa y apoyo.  No obstante, se puede adicionar que en las asignaciones, agrupación, recursos, apoyo, ritmo, resultado, diálogo y evaluación se pueden realizar modificaciones para una enseñanza significativa en la educación digital.

La disponibilidad y el acceso a la tecnología ha cambiado el desarrollo y producción de recursos de aprendizaje de una manera positiva. Todos los docentes que tienen acceso a una computadoras o teléfono inteligente pueden crean recursos en un documento Word y luego convertirlo muy fácilmente en una variedad de recursos diferenciados y accesibles, como en: audio, en símbolos, letras grandes, en un texto animado o en una lectura animada por voz o visual.

En síntesis, el docente debe considerar diferentes maneras de excluir cualquier barrera innecesaria, incluida la garantía de que el lenguaje utilizado para describir lo que se espera de los estudiantes sea accesible. Deben considerar la cantidad de apoyo necesario para garantizar la equidad y ofrecer un desafío suficiente en la era digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *