Los docentes al momento de asistir a los estudiantes en el aula de clases, durante la construcción de los saberes necesarios como aprender a leer y escribir, se enfrentan a una tarea muy compleja, debido a los profundos cambios sociales y culturales que se vienen suscitando en el mundo. 

En ese sentido, en la actualidad se vive en una paradoja: inmersos en la era de la información y la comunicación; sin embargo, el sistema educativo posee serios problemas para mostrar logros aceptables en comprensión y producción de textos. Una de las dificultades se centra en cómo los docentes pueden facilitar el aprendizaje de la lectura y escritura a partir de prácticas reales. En la institución educativa, el área de Comunicación es el espacio en el que se busca favorecer el desarrollo de las habilidades comunicativas de los educandos. 
La orientación comunicativa textual, orienta los procesos de enseñanza y aprendizaje en esta área. Este enfoque plantea que las habilidades comunicativas se desarrollen a partir de la construcción del sentido de los mensajes en diversas situaciones auténticas de comunicación. Lo primordial es, hacer que los estudiantes tomen conciencia de la funcionalidad del lenguaje oral y escrito para comunicarse en situaciones reales, y que lo usen de manera cada vez más adecuada. Esto implica, que se debe promover, en las instituciones educativas, el desarrollo de capacidades que les permitirá ser comunicativamente eficientes y tener las herramientas básicas para desempeñarse adecuadamente en su medio social y cultural.
Frecuentemente, el docente se tropieza con ideas equivocadas acerca de lo que significa leer. Algunos, estudiantes opinan que leer es solamente exponer en voz alta lo que está escrito. Igualmente, hay personas que opinan que se lee bien, si solo se pronuncia con adecuada entonación, fluidez y volumen de voz. Estos son algunos de los errores frecuente. Ante esta situación, surge la pregunta: ¿De qué sirve pronunciar bien las palabras de un texto, si no lo podemos entender? Es por ello, que de acuerdo con algunos autores podemos resumir que leer es comprender, ya que, para leer se requiere la construcción de un significado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.