LA DEPRESIÓN Y EL APRENDIZAJE | DOCENTES 2.0

Cuando se reflexiona acerca de la depresión y el aprendizaje en general, nos encontramos con referencias técnicas en el aprendizaje y la depresión de los estudiantes. Como, además, podemos observar que la depresión de los educados relacionado con las siguientes causas: 

  1. Las ESTRATEGIA DE APRENDIZAJE que necesita una adaptación en casos de problemas de aprendizaje para ajustarse a la situación y encontrar soluciones.
  2. La PSICOLINGUISTICA, porque los comportamientos y las características psicológicas individuales influyen directamente en la producción oral.
  3. En la ADQUISICIÓN DE UNA SEGUNDA LENGUA, ya que, al carecer de concentración, motivación, interés, relaciones sociales normales, entre otros. 
La depresión, al influir sobre estos factores, se convierte en un problema temporal de aprendizaje, porque mientras el educando esta depresivo, ya no puede interactuar en el aula clase. No obstante, en pocos casos llega a convertirse en un problema de aprendizaje definitivo, puesto que la depresión en muy pocos casos, llega a mantenerse muchos años.
Estos puntos no se enfocan específicamente en un área de aprendizaje del estudiante, por lo tanto, son factores determinantes en la restauración de la confianza, interacción y auto-estima del educando dentro de las aulas de clases. En ocasiones, los puntos se necesitan generalizarse al grupo completo del aula, puesto que poner en margen al estudiante depresivo tampoco es deseable, pero la percepción del docente es en este caso el mejor indicador.
Es importante, señalar una serie de síntomas fácilmente reconocibles en los estudiantes depresivos: humor depresivo, baja del interés y del placer en actividades, alteración significativa del apetito o del peso, alteración del sueño, apatía y nerviosismo, cansancio o pérdida de energía, dolores sin motivo aparente, falta de concentración, sentimientos de inutilidad y de culpabilidad, pensamientos de muerte y de suicidio.
Pero, por todos los síntomas de la depresión anteriormente mencionados, esa social interacción entre el docente-estudiante no es posible y el aprendizaje está terriblemente limitado. Lo que más interesante para el docente no es tratar las causas de aquella depresión, esto es el trabajo de un psicólogo, ya que al entrar en depresión son otros aspectos los que se van deteriorando y poco a poco son más y más los motivos para seguir en depresión. El propósito del docente es otro, es detectar a un estudiante con depresión, a través de estrategias y actividades, como además fomentar las condiciones favorables donde el estudiante mantenga su nivel y su avance en el aula de clases, para así limitar el efecto de la depresión dentro del aula de clase. 
En síntesis, el aula representa por excelencia, el lugar de clase en la que se comunica y expresa los conocimientos. Pero, un aspecto muy afectado en el estudiante depresivo es precisamente la comunicación. Por lo tanto, al hacer lo posible para restablecer o mantener el avance del educando, se la da una forma de combatir la depresión: la comunicación y la auto-satisfacción. Lo ideal es trabajar en conjunto con un psicólogo, porque el educador puede actuar sobre lo que pasa en el aula, pero las causas de la depresión en la mayoría de los casos sólo pueden encontrar solución mediante una psicoterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.