APRENDIZAJE HÍBRIDO | DOCENTES 2.0

El modelo didáctico de aprendizaje híbrido, es cada vez más utilizado en la educación actual, por el hecho de que promueve cambios significativos en el aprendizaje. La educación del futuro debe enriquecer el potencial de los estudiantes y posicionarlos como actores en el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el docente debe orientarlos hacia una formación integral, que envuelva el desarrollo de las capacidades cognitivas, socioemocionales y el uso de la tecnología como herramienta de investigación para el aprendizaje, la comunicación y la difusión, para que el aprendizaje sea significativo.

Los modelos híbridos de aprendizaje se presentan como una posibilidad de compromiso estudiantil de innovación. Esta representación híbrida combina las ventajas del aprendizaje en línea con los beneficios del aula tradicional. De acuerdo con los autores Bergmann y Sams (2012), debemos preocuparnos por analizar, evaluar, tener autocontrol del aprendizaje, trabajar en equipo y conectar el conocimiento con problemas de la vida real, para que el estudiante entienda qué es lo relevante en cada situación.

La metodología activa provee espacios dinámicos de aprendizaje. Según Horn y Staker (2014) se considera un programa de aprendizaje híbrido cuando el estudiante aprende: 
  1. A través del aprendizaje en línea, con algún elemento de control del estudiante sobre el tiempo, lugar, la ruta de aprendizaje seguida y/o el ritmo;
  2. En un lugar físico supervisado fuera de casa; y
  3. Las modalidades a lo largo de la ruta de aprendizaje de cada estudiante dentro de un curso o materia, están conectadas para proporcionar una experiencia de aprendizaje integrada.
Por lo tanto, el primer punto a ser modificado para implementar este modelo, es la comprensión de los roles que los docentes y los estudiantes pueden asumir en este nuevo escenario. Los educadores y coordinadores deben participar en grupos de estudio con expertos en el campo y recibir formación permanente para aprender y compartir las mejores prácticas, e introducir cambios actitudinales en su proceder pedagógico. 
En síntesis, el aprendizaje híbrido propone que los estudiantes, antes de la clase, estudien un tema específico para prepararse y acudir al aula de clases con preguntas e inquietudes, que serán el punto de partida para las discusiones con compañeros y docentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.