LA PRÁCTICA EDUCATIVA BASADA EN EVIDENCIA | DOCENTES 2.0

Actualmente, en la esfera educativa se vive un ambiente donde se expone un fracaso y este se engloba en cómo impulsar la innovación en la educación digital, y cómo la evidencia puede impulsar la innovación efectiva en lugar de neutralizarla. Se debe comenzar reflexionando, que en una era de cambios masivos, el inconsciente correcto y rápido de esto en la educación es transcendental para los planes de estudios futuros, implementación efectiva y logro en la optimización para los resultados educativos correctos.

Cuando se observa los dos escenarios de la evidencia, se puede considerar que la evidencia fomentada por la innovación y la innovación fomentada por la evidencia contienen diferencias significativas, la primera edifica el producto (planes de estudios), además, es muy productiva para lograr resultados, tomando en consideración los resultados los objetivos de manera eficaz y el segundo lo verifica (refinamiento o rechazo) y al mismo tiempo es excluyente ya que construye en base a la primera evidencia.

Por lo tanto, cuando se edifica algo nuevo se necesita dar varios saltos, una nueva mirada. A menudo, en la práctica educativa, estos se originarán a partir de una composición de observación, experiencia y una comprensión humana basada en pruebas. En el caso de la tecnología, la teoría es el producto y en la educación es el plan de estudios.

Por ello, cuando se reflexiona en una educación basada en evidencia son muy poca las practicas existentes en las aulas de clase y algo que frena esto, es la necesidad de tener evaluaciones de los estudiantes que reflejen con precisión los resultados requeridos: no se trata solo de comparar los resultados de los exámenes antes y después, se trata es de evaluar de manera abierta a los estudiantes a través de la tecnología.

La educación basada en la evidencia puede impulsar a los docentes a mejorar la práctica docente a la hora de tomar decisiones argumentadas o al incorporar innovaciones tecnoeducativas. La evidencia educativa permite que el docente pueda evaluar las diferentes prácticas, técnicas y metodologías para poder interpretar qué es lo que funciona en el aula y así establecer indicadores en el ámbito educativo.

En síntesis, un aspecto importante que deben considerar las instituciones educativas para fomentar la actualización de los docentes es que el aprendizaje y la actualización se dan de manera equivalente para que los conocimientos sean eficaces. Conjuntamente, los métodos de enseñanza deben ser adecuados a los tipos de aprendizajes para que el docente pueda transferir esos saberes a sus estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *