✍ TDAH EN LA EDUCACIÓN DIGITAL | DOCENTES 2.0

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección del desarrollo neurológico caracterizada por una capacidad limitada para concentrarse, controlar los impulsos conductuales y administrar la energía. El TDAH afecta a alrededor del 7,2 por ciento de los niños y al 3,4 por ciento de los adultos en todo el mundo. En la educación digital, es visto como un trastorno que se interpone en el camino del aprendizaje eficiente, sin embargo, el TDAH en realidad puede ofrecer varios beneficios cognitivos a los afectados, según los expertos.

De acuerdo con los estudios realizados por Raising Children Network en Australia, “los niños con TDAH pueden ser muy creativos y pueden pasar mucho tiempo haciendo actividades que les encantan”, además “algunos niños pueden disfrutar usando su energía en el deporte o el baile”. Los investigadores han descubierto que los adultos también pueden beneficiarse positivamente. Muchos directores ejecutivos de alto perfil, como el fundador de JetBlue, cita que el TDAH como una de las razones de su éxito, y reportan niveles más altos de creatividad y motivación. Por lo tanto, encontrar estrategias positivas para la educación apoyada en tecnología puede ser bueno para su autoestima y problemas de salud mental.

Tanto en niños como en adultos, existen beneficios cognitivos, se debe a la alta energía. A continuación listaremos algunos de los beneficios:

  1. Mentalidad empresarial: La hiperactividad e impulsividad, en particular, contribuyen a un mayor éxito como emprendedor. Las investigaciones señalan que «los síntomas del TDAH están directamente relacionados con un comportamiento más emprendedor dentro de las organizaciones y positivamente vinculados con el crecimiento y rendimiento».
  2. Pensamiento flexible: Las personas con TDAH parecen ser mejores para realizar múltiples tareas. Aunque centrarse en una sola tarea es fundamental para el aprendizaje, vale la pena señalar que las personas con TDAH pueden tener una ventaja en lo que respecta a la flexibilidad cognitiva.
  3. Actitud de inicio rápido: Se conoce que las personas con TDAH son más impulsivas que la mayoría y toman decisiones rápidas sin considerar las consecuencias. Sin embargo, el autor Wikilund dice que esto podría ser algo bueno, “la impulsividad es particularmente interesante porque es una palabra tan cargada de emociones que favorece a la creatividad”.
  4. Creatividad: Estudios recientes sugieren que a las personas con TDAH se les ocurren ideas más creativas con mayor rapidez que a las personas sin TDAH. No obstante, la ventaja de la creatividad parece aplicarse solo a la generación de ideas y no al reconocimiento de patrones.
  5. Procesamiento emocional: Las personas con TDAH también tienden a tener problemas para controlar sus emociones, a menudo reaccionan de acuerdo con cómo se sienten sin filtrarlo primero. Los investigadores sustentan que esto podría ser bueno en algunos casos, ya que «permitirnos sentir emociones a medida que ocurren nos ayuda a procesarlas y prepararnos para el futuro».

En síntesis, es de suma importancia considerar estrategias dinámicas en la educación digital, en tiempo de confinamiento se puede implementar la desregulación emocional, para beneficiar a las personas con TDAH. La sociedad está en un momento donde debe reducir el estigma que lo rodea, para centrarse en los aspectos positivos de la afección para así avanzar hacia soluciones que fortalezcan las habilidades en lugar de tratar las discapacidades. Hallazgos como estos ofrecen esperanza a los padres, educadores y estudiantes cuyas vidas se ven afectadas por el TDAH.