✍ EL APRENDIZAJE INDUCTIVO EN UN ENTORNO DE APRENDIZAJE ELECTRÓNICO | DOCENTES 2.0

A menudo, en el ámbito educativo se elaborar nuevas reglas para innovar el quehacer pedagógico. No obstante, luego de ser planificadas y llevadas a la acción resulta que son diferentes o no se adecuan a los entornos o tipos de aprendizajes. Por lo que, les resulta difícil a los estudiantes o docentes aprenderse las reglas, pero el esfuerzo mental de elaborar reglas utilizando el aprendizaje inductivo, ayuda a recordarlas.

Conocer una regla no siempre significa que sea fácil de aplicar en la vida real. Cuando a los niños se les enseña por primera vez cómo andar en bicicleta, no les es posible hacerlo sin ayuda de inmediato. Los padres guían y ayudan a sus hijos hasta que hayan adquirido la confianza y habilidades que les permitan montar por su cuenta. Se cree que el aprendizaje inductivo es probablemente la manera en el que se aprende el primer idioma. Sin embargo, una desventaja del enfoque inductivo es el riesgo de que el estudiante formule una regla de forma incorrecta. Por esta razón, es importante verificar que el educando posea la regla correcta. Además, si una regla es compleja, puede ser mejor utilizar el enfoque deductivo y dar la regla primero, o dar alguna orientación.

A continuación, listaremos algunos consejos para usar el aprendizaje inductivo en un entorno de aprendizaje electrónico:

  1. Modele el proceso: Trabaje con los estudiantes para agrupar y etiquetar artículos cotidianos para ayudarlos a comprender el proceso.
  2. Mezcle términos familiares y términos desconocidos: Tener algunos términos familiares ayuda a conectar nuevos términos con conceptos con los que ya están familiarizados. Y recuerde que a medida que los estudiantes crecen, pueden manejar más términos. Apunte a entre 15 y 40 términos, según la edad de sus estudiantes y sus objetivos.
  3. Utilice como estrategia previa, la lectura: Darles a los estudiantes palabras importantes sobre el escenario, personajes y acción de una historia les ayuda a hacer predicciones y ponerlas a prueba mientras leen.
  4. Piensa más allá de las palabras: Hacer que los estudiantes agrupen y etiqueten pinturas, imágenes u objetos físicos es una excelente manera de desarrollar sus habilidades de pensamiento y clasificación.

En síntesis, el aprendizaje inductivo es una estrategia poderosa para ayudar a los estudiantes a profundizar su comprensión del contenido y desarrollar sus habilidades de inferencia y recolección de evidencia. En una lección de aprendizaje inductivo, los estudiantes examinan, agrupan y etiquetan la información específica para encontrar patrones. No obstante, el aprendizaje inductivo no se limita a la categorización; también les pide a los estudiantes que usen sus grupos etiquetados para desarrollar un conjunto de hipótesis de trabajo sobre el contenido futuro. Luego, durante el aprendizaje, los estudiantes recolectan evidencia para verificar o refinar cada una de sus hipótesis.