✍¿CÓMO INFLUYEN LOS SONIDOS Y EL RUIDO EN EL APRENDIZAJE? | DOCENTES 2.0

Hoy en día, el sonido está infravalorado y subestimado. No obstante, está firmemente ligada a la comprensión del mundo. De acuerdo con el autor Kraus:

“Vivimos en un mundo orientado a lo visual. Los objetos visuales tienen ingredientes como tamaño, textura y color. Sin embargo, el sonido es invisible, pero consta de mucha información: tono, tiempo, ritmo, timbre y frase» (2021, p. 17).

Por ello, cuando el hombre trata de comparar el ruido con el sonido tienden a confundirse ya que el ruido es un sonido no deseado. Si bien los ruidos fuertes pueden dañar los oídos también puede dañar al cerebro. Por lo tanto, es de suma importancia prestar más atención a los ruidos en los hogares, aulas y sitios de trabajo, como, además, determinar cuáles son y cuáles no son necesarios. Entre algunos ejemplos, ¿las personas necesitan un sonido en las teclas de su teléfono o computadora? ¿los juegos necesitan el sonido para funcionar?

El efecto del ruido en el aprendizaje es un factor que debe ser considerado en los esfuerzos por aumentar la equidad educativa. Existen estudios que señalan que cuando las instituciones están cerca de áreas muy pobladas, industrias o vías del tren, genera altos decibeles y más interrupciones. En estos entornos de alto ruido, el procesamiento del sonido en el cerebro puede disminuir y también puede aumentar el ruido neuronal o estática de fondo en el cerebro.

Si bien los docentes en las aulas o padres en sus hogares, en esta nueva etapa de la educación virtual no pueden controlar el entorno de ruido externo, pueden hacer más para crear opciones auditivas en el aula. Tal como lo señala Collins, si los docentes encuentran estimulante un entorno auditivo alterado, deben modificarlos ya que no todos los estudiantes aprenderán bien en ese ambiente. Por lo que es recomendable, crear espacios de aprendizaje colaborativo y silenciosos, incluido el acceso a auriculares con cancelación de ruido. Y para experiencias de toda la clase, se debe equilibrar los momentos de alto estímulo auditivo con momentos de tranquilidad. Por consiguiente, crear estos pequeños cambios en la enseñanza puede ser eficaz porque les permite a los estudiantes controlar el entorno y tomar decisiones que lo hacen más productivo. Tanto la música como el aprendizaje de un idioma adicional tienen un efecto poderoso en la cognición.

En síntesis, en la educación digital se debe contrarrestar los distractoras en los ambientes de clases y en el hogar. Los adultos tienen la responsabilidad de crear experiencias sonoras nutritivas. Por ello, si todos los involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje son consciente del entorno sonoro, pueden esforzarse para deshacerse de los sonidos innecesarios y estimular la escucha activa en los espacios virtuales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.