✍ESTRATEGIAS DE INSTRUCCIÓN DIFERENCIADA | DOCENTES 2.0

La diferenciación significa adaptar la instrucción para satisfacer las necesidades individuales. Ya sea que los docentes diferencien el: contenido, proceso, productos, entorno de aprendizaje o evaluación continua para el agrupamiento flexible de una instrucción exitosa. Por ello, se puede reflexionar que la diferenciación reside en el impulso del educador para garantizar en el aprendizaje de los estudiantes en el aula.

Es pertinente recordar que las estrategias de instrucción diferenciada se superponen de manera importante con una serie de otros enfoques pedagógicos, como lo es: lo que se aprenderá, cómo variar el nivel de contenido que se presenta, cómo proporcionar una variedad de entornos de aprendizaje y las diferentes maneras en que los estudiantes pueden mostrar lo que han aprendido.

Cada vez que un docente planifica una clase debe variar su estrategia de pedagógica con el fin de fortalecer la experiencia de aprendizaje de sus estudiantes. Por lo tanto, los docentes pueden diferenciar al menos cuatro componentes del aula según la preparación, interés o el perfil de aprendizaje de los estudiantes, entre ellos tenemos:

  1. Contenido: lo que el estudiante necesita aprender o cómo el estudiante tendrá acceso a la información.
  2. Proceso: actividades en las que participa el educando para comprender o dominar el contenido.
  3. Productos: proyectos culminantes que le piden al estudiante que ensaye, aplique y amplíe lo que ha aprendido en una unidad.
  4. Ambiente de aprendizaje: la forma en que funciona y se siente el salón de clases.

Por consiguiente, podemos reflexionar que al planificar una clase el proceso debe ser establecido y estudiado previamente por el educador ya que cada metodología, técnica o estrategias deben adecuarse al proceso y estilo de aprendizaje de cada estudiante.

En síntesis, en la instrucción diferenciada las estrategias de aprendizaje activo colocan a los estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje, enriqueciendo la experiencia en el aula y aumentando la participación. A diferencia de las actividades de aprendizaje tradicionales, las actividades de aprendizaje experiencial construyen conocimientos y habilidades a través de la experiencia directa. El aprendizaje basado en proyectos utiliza un enfoque abierto en el que los estudiantes trabajan solos o en conjunto para producir preguntas o desafíos interesantes y complejos relacionados con el plan de estudios. En el aprendizaje basado en la investigación se subdivide en cuatro categorías, todas las cuales promueven la importancia del desarrollo de preguntas, ideas y análisis por parte de los estudiantes. Y, por último, en el aprendizaje adaptativo se enfoca en cambiar, o adaptar, el contenido de aprendizaje para los estudiantes de forma individual, particularmente con la ayuda de la tecnología.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.