✍ESTRUCTURA TRIPLE «E» EN LA EDUCACIÓN DIGITAL | DOCENTES 2.0

Hoy en día, el docente sigue luchando con algunos estudiantes vulnerables que se quedan desfasados debido a la falta de computadoras, conectividad a Internet,  políticas para terminar con la brecha digital o por la pandemia de COVID-19 que también ha revelado su permanencia a largo plazo en la enseñanza y aprendizaje tanto en entornos físicos, virtuales y a distancia [denominada por Mujica-Sequera (2019) «Educación Digital»]. Como expertos en formador de formadores, que capacitamos a docentes nuevos y experimentados para usar la tecnología en el aprendizaje, conocemos que el ingrediente mágico de la integración de la tecnología no se encuentra en la herramienta en sí, sino en las estrategias de instrucción que los docentes usan junto con la herramienta.

Con el fin de preparar a los nuevos docentes para integrar la tecnología para apoyar el aprendizaje combinado, deseamos compartirles a los educadores cómo emplear la Estructura Triple «E» para evaluar qué tan bien una lección está integrando la tecnología, utilizando enfoques basados ​​en investigaciones. La Estructura Triple «E» es una herramienta validada basada en investigaciones para evaluar la eficacia con la que la tecnología y estrategias educativas en torno a la tecnología, la cual, ayuda a involucrar a los estudiantes en las metas de aprendizaje, mejorar la comprensión de los estudiantes sobre las metas de aprendizaje y ampliar la conexión diaria de los estudiantes con los objetivos de aprendizaje.

La Estructura Triple «E» alienta a los docentes a hacer tres preguntas relacionadas con cada «E» en inglés (engagement, enhancement, and extension) traducidas al español como (compromiso, mejora y extensión) al diseñar o evaluar lecciones con tecnología. A medida que el educador responde cada pregunta, se otorga una puntuación, y cada pregunta recibe una puntuación entre 0 y 2. En última instancia, la lección termina con una puntuación total en un rango de 0 a 18. Cuanto más cerca esté la puntuación de 18, mejor conectadas se observan las opciones de tecnología, las estrategias de instrucción y los objetivos de aprendizaje en una lección. Cuando una lección tiene un puntaje inferior a 13, se alienta a los facilitadores a: 1) reconsiderar la elección de la herramienta y/o 2) considerar agregar estrategias de instrucción basadas en investigaciones en torno a la herramienta para ayudar a aumentar el puntaje, haciendo así que las herramientas y estrategias tecnológicas alrededor la herramienta mejor conectada con los resultados del aprendizaje.

En síntesis, invitamos a los docentes a utilizar el Navegador de Variabilidad del Alumno (LVN), una aplicación web gratuita de Digital Promise que utiliza un marco basado en la investigación, diseñado para abordar las necesidades de cada individuo.