LA CALIDAD DOCENTE.

De acuerdo con el autor Barro, la educación es uno de los factores más importantes para el progreso económico regional y nacional. Aunque los autores Hanushek y Kimko concuerdan en que la cantidad de educación incide en la productividad y el crecimiento económico de una nación, varios estudios han encontrado que el impacto de la calidad educativa sobre esas variables es mucho mayor.

Ahora bien, es natural que, en etapas iniciales de procesos de desarrollo económico, las políticas educativas de los países se centralicen en mejorar indicadores de cobertura, promoción y graduación escolar. Una vez se logran estos límites, el progreso económico continuado requiere consolidar sectores productivos intensivos en mano de obra calificada que generen alto valor agregado. Para esto, resulta fundamental la calidad educativa. 
Un énfasis continuo en la calidad le ha permitido, por ejemplo, a Singapur, Finlandia, Canadá y Corea del Sur trascender, en periodos de tiempo relativamente cortos, procesos productivos transitorios y de poco valor agregado, hasta convertirse en naciones del conocimiento. Sin desconocer el episodio que tienen en la calidad de la educación factores como las características socioeconómicas de los estudiantes, la dotación escolar, los currículos, los materiales de aprendizaje, la organización escolar y el liderazgo de los rectores, el énfasis de nuestro análisis y la propuesta sistémica de reforma que presentamos en este documento se centra en el mejoramiento de la calidad docente. Este énfasis se sustenta en premisas empíricamente comprobadas.
En primera instancia, la calidad docente contribuye más que cualquier otro insumo escolar a explicar diferencias en el desempeño estudiantil, además Greenwald, Hedges y Laine analizan de manera relativa la contribución de diferentes insumos educativos y concluyen que focalizar recursos a seleccionar y retener los docentes más educados y con mayor experiencia es más costo-efectivo para mejorar el aprendizaje que invertir, por ejemplo, esos mismos recursos en reducir el tamaño de las clases. 
Los siguientes autores Krishnaratne, White, Carpenter, Hanushek y Glewwe muestran que las mediaciones que mayores impactos tienen en el desempeño de los estudiantes suelen ser aquellas que buscan mejorar la infraestructura y disponibilidad de materiales
escolares y aquellas que buscan mejorar la calidad docente por medio de formación en servicio, apoyo pedagógico o incentivos a la asistencia.
Asimismo, existe evidencia que sustenta que dentro de una misma institución educativa hay gran divergencia en el impacto que tiene sobre el aprendizaje un docente excepcional y uno trivial, y que estas diferencias perduran a lo largo de la vida del estudiante
Si se evalúa la calidad docente por su valor agregado al aprendizaje existen diferencias importantes dentro de una misma institución educativa con respecto al valor agregado de profesores más y menos efectivos. Para dar una idea de la dimensión de estas diferencias, si se lograra que un docente poco efectivo mejorara su desempeño de tal forma que ahora enseñara como un docente superior de efectividad, sus estudiantes tendrían un logro académico entre un tercio y un medio mayor por grado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.