Cuando se estudia las causas que influyen en el rendimiento escolar, se pueden apreciar una gran variedad. Pero, es importante resaltar que los padres son piezas fundamentales para que sus hijos alcancen un aprovechamiento deseable en las aulas de clases. Los conflictos familiares, el trabajo y la falta de motivación y preparación que existe en los padres, dificulta obtener resultados satisfactorios en los estudiantes. La orientación profesional dirigida a los padres, es una necesidad para luchar contra el bajo rendimiento en los estudiantes.

Realmente en la historia de la humanidad, siempre ha estado presente la historia de la familia. El hogar, es sin duda, la primera escuela del ser humano donde se adquiere los primeros conocimientos de la vida, donde se infunden los valores y preparan un camino para que el infante se enfrente con los retos escolares de su infancia y de su vida entera. Pero existen contradicciones bien evidentes en la condición de vida de las familias con un nivel socioeconómico mejor establecido. Estas condiciones de vida, se ve reflejada en la relación de los padres hacia los hijos y éstos a su vez, la reflejan en su rendimiento académico. Cuando los padres se ocupan más en la búsqueda de recursos económicos o quehaceres de la casa y abandonan el tiempo para platicar y ayudar a sus hijos en las cuestiones escolares.
La escasa conformidad existente hoy día entre la vida laboral y familiar lleva a que muchos infantes a pasen el resto del día viendo la tele, jugando con sus amigos o haciendo sus tareas sin la supervisión de un adulto. Las acciones y actitudes de los padres tienden a revelarse en la conducta y aprovechamiento de sus hijos en la institución educativa. Si bien el rendimiento escolar de los niños depende de muchos factores como la relación con sus compañeros, la preparación de sus docentes para enseñarlos adecuadamente, el ambiente familiar juega un papel de suma importancia en este sentido
La conducta humana, en su mayoría es aprendida por observación, esto permite a las personas ampliar sus conocimientos y habilidades en base a la información manifestada y protagonizada por los demás. En el hogar se presentan diferentes situaciones que ponen en evidencia a los hijos, las características de sus padres debido a que muchos de ellos viven bajo el mismo techo. Los conflictos familiares como el divorcio, abandono del hogar, violencia familia, pobreza, entre otros, influye en los niños quienes observan estas situaciones en sus padres. Si los padres no tienen ningún interés porque sus hijos estudien, muchos estudiantes tendrán pocas probabilidades de tener un desempeño sobresaliente. Si bien los hijos son observadores de sus padres, cabe señalar que los estudiantes también tienen a sus compañeros y docentes en quienes también pueden tomarlos como ejemplos, sin embargo, el modelo de los padres juega un papel relevante en el entorno familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.