¿LA IMPORTANCIA DE LA CREACTIVIDAD Y LA PNL EN LAS AULAS DE CLASES? | DOCENTES 2.0

Hoy en día, existe una gran necesidad de potenciar la creatividad desde el aula de clase, esto es debido a los avances tecnológicos ya que están en continuo cambio, lo que hace que la imaginación sea un elemento positivo. Pero, no siempre se lleva a cabo, debido a que la obligatoriedad de cumplir con programaciones muy estrictas, así como el escaso tiempo para ello, hace que muchas veces este sea considerado como un aspecto del que se puede prescindir.

La creatividad y la Programación Neurolingüística (PNL) en el ámbito educativo, es utilizada para el desarrollo de la comprensión y transmisión de conocimientos a los estudiantes, lo cual permite extraer de los educandos el máximo potencial, tanto a nivel comunicativo, como creativo. Es relevante destacar cómo la PNL, según Vladimir (2006), ayuda a las personas a que obtengan mejores resultados en su comunicación, haciendo que esta sea más efectiva, consiguiendo un mayor control sobre uno mismo. Es decir, la PNL “trata de lo que sucede cuando pensamos, y del efecto de nuestro pensamiento sobre nuestro comportamiento, y el comportamiento de otros”. (Alder, 1994, p.11).

Con relación a la creatividad, su desarrollo durante los primeros años de vida es crucial, como lo señala la UNESCO (2001), la cual “promueve a la vez la creatividad individual, arraigada en la cultura tradicional o popular, y la creatividad industrial, cuya dinámica proviene de las instituciones sociales y económicas que estimulan la actividad del mercado y la innovación”. 
La PNL, según Sambrano (1997), a nivel metodológico se caracteriza porque es un modelado. Esta forma se basa en que las personas son de tres tipos en función del canal sensorial de entrada de la información (Vladimir, 2006): 
Visuales: Su principal entrada de información es a través de los ojos. Realizan un pensamiento mayormente a través de imágenes y suelen ser muy rápidas en su pensamiento. 

Auditivos: Su percepción principal es a través del oído, y requieren ser escuchadas y saber que el otro les está entendiendo.

Cinestésicos: Requieren del contacto físico y del movimiento para interiorizar el aprendizaje. Es muy importante en ellos lo afectivo y las emociones. 
Los autores McCarthy y Morris (1995) establecieron cuatro estilos de aprendizaje, muy vinculados con la PNL: 
NF (intuition+feeling): Innovadores, buscan dar sentido personal al aprendizaje como principal motivación, y contribuyen con ideas nuevas e imaginativas. Son visuales. 
NT (intutition+thinking): Analíticos y reflexivos, siéndoles siempre insuficiente la información que poseen. Su principal vía es la auditiva. 
ST (sensing+thinking): Prácticos de aprendizaje, usan el sentido común y tienen gran interés por cómo funcionan las cosas. Aprenden mejor de manera cinestésica. 
SF (sensing+feeling): Dinámicos, gustándoles el descubrimiento propio de las cosas. Son también cinestésicos principalmente. 
En síntesis, es importante que los docentes conozcan a los estudiantes, sus características y principales vías de procesamiento, para que pueda adaptar la enseñanza y englobar en la misma, aspectos que incluyan las tres vías de procesamiento, y los cuatro tipos de estudiantes. Por ende, se debe asegurar que el conocimiento llegue por todos por iguales.